Análisis de Machinarium


Desde tiempos inmemorables sabemos que un juego entra siempre por los ojos. La primera impresión de esas bonitas imágenes, de aquel diseño inconmensurable, del gran acabado artístico, hace que nos decantemos por un juego aún sin saber nada del resto de apartados. Duele decirlo, pero Machinarium es uno de esos casos. ¿Queréis saber el porqué? Seguid leyendo tras el “más”.


El regreso de lo indie

Desde hace unos pocos años y gracias a las plataformas digitales, los juegos independientes están teniendo un nuevo auge. Juegos como “Braid” y “World of Goo” demuestran que no se trata de una moda de la que pocos hacen caso, sino una forma directa para explotar nuevos conceptos e ideas. Por otra parte, los juegos llegados de Europa del este están siendo un soplo de aire fresco (sobre todo en PC) a los tan anclados clichés de muchos juegos. ¿Qué es lo que podíamos esperar de un juego independiente venido del Este? Directamente un indispensable, casi me atrevería a decir que una obra maestra. Desgraciadamente Machinarium, se ha quedado por el camino.

Antes de adelantar acontecimientos, empecemos desde el principio. Machinarium es el nuevo proyecto de un estudio independiente que se formo alrededor de 2003 y cuyo nombre es Amanita Design. La carrera de este estudio aunque escasa ha dejado patente que con la humilde tecnología Adobe Flash, ha sabido hacer juegos muy notables como las dos primeras partes de Samorost. Habría que ver que sería capaz de hacer junto con Pendulo Studios, desarrolladores de Runaway.
 
Guión

El último juego de Amanita Design nos pone en la piel de un muy humano robot, en un lugar con claras referencias al Steampunk, aunque teniendo una muy marcada personalidad propia. Un mundo muy desarrollado técnologicamente, que contrasta con la suciedad y con los viejos instrumentos (reproductores de cassetes, vagones, maquinas recreativas etc.) que hay en Machinarium.

A grandes rasgos la historia del mismo juego se va desentrañando de una manera muy original, a través de bocadillos de cómic. En dichos bocadillos el robot que controlamos recordará lo que le ha ocurrido, haciendo que cada nuevo recuerdo, que cada nueva viñeta, sea capaz de contarnos el principio de la historia y los motivos que llevan al protagonista a seguir adelante.

Desde un punto de vista literario Machinarium utiliza la técnica llamada “in media res”, plantándonos en medio de la acción sin explicación previa. La comentada explicación eso sí, se da a medida que avanzamos en el juego. Es muy gratificante el hecho de que el propio juego impulse al jugador a ir encajando las diferentes piezas que construyen la trama.

Jugabilidad

Sin duda el punto mas controvertido del juego es su jugabilidad. A grosso modo Machinarium bebe de muchas aventuras gráficas de la vieja escuela, teniendo una gran importancia la lógica y atención en los detalles. Aunque no lo parezca casi todos los objetos que se distribuyen por los diferentes escenarios, tienen una función específica en el desarrollo y resolución de los puzzles, por muy inverosímiles que sean esas soluciones.

En el caso de que nos atasquemos en una situación, disponemos de dos tipos de ayuda, una no demasiado esclarecedora y la otra un minijuego que si lo completamos, tiene la función de “win now”. Ambas opciones las podemos encontrar en el lado superior derecho del juego, siendo especialmente remarcable la primera de ellas. Esta comentada ayuda nos ofrece una sutil pista a través de un esquemático dibujo estilo cómic, sobre qué es lo que debemos hacer, aunque no nos explica el cómo. La segunda sin embargo, no se la recomiendo a nadie, pues es la solución completa del mapa al que nos enfrentamos.

Una de las cosas que diferencian a Machinarium del resto de AG de corte similar, es el escaso inventario que tendremos que llevar con nosotros. El juego no detiene al jugador buscando absurdos objetos y apilándolos en nuestro “inventario” para darle algún uso en situaciones futuras. A lo sumo tendremos un total de 6 objetos (contando al alza) y con posibilidades de fusión de objetos muy clara y concisa. Por ejemplo, teniendo un reproductor de cassetes, un altavoz y un bloc de notas, es obvio qué se fusiona con que otra cosa.

Habiendo enumerado la lista de aciertos del juego, hemos de enumerar los contras, aquellos por los cuales decimos que el juego se queda cojo. En primer lugar, el fallo más notorio es la curva de dificultad. Es ilógico que tras un “puzzle” fácil incluso para los no jugadores de AG, nos obliguen a hacer uno muy difícil. Esa situación no es solo puntual, sino que se repite a lo largo del juego, haciendo parecer que la desarrolladora lo hizo apropósito. Habiendo sido adrede o no, es un lastre jugablemente hablando.

Otro fallo a comentar es el abuso de minijuegos clásicos, como el Space Invader entre otros juegos de recreativas y lógica. Este tipo de minijuegos introducen al jugador en un "puzzle" a pequeña escala, teniéndolos que resolver para conseguir un determinado objeto o activar ciertos aparatos electrónicos. Realmente es algo muy original y poco visto, pero que de igual manera que la curva de dificultad, corta el fluido desarrollo de la partida.

Finalmente y otro contra importante aunque muy he visto en su género, es la manía de hacer al jugador buscar el pixel, aquel lugar con el que debe interactuar. En el caso que nos ocupa, tenemos que mover al robot y hacer click, lo que genera cierto tedio tras tener que hacerlo durante más de una docena de veces. En AG actuales (por ejemplo Runaway) una vez localizado el objeto con el que debemos interactuar y pulsarlo, el protagonista se mueve de manera automática.


En resumidas cuentas Machinarium es una original apuesta jugable, pero que al igual que Mirror´s Edge sufre de ciertas dolencias. Las típicas dolencias de ser algo arriesgado y diferente, pero precisamente por ello no debemos obviarlas. Hay que señalar con el dedo los fallos de una fallida (valga la redundancia) primera parte, para que lo mejoren en la segunda. Es por ello por lo que Machinarium no es para tanto como mucho se empeñan en decir, aunque eso no quita que sea un gran juego.

Gráficos

El diseño junto con la música son los dos pilares fundamentales. Centrándonos en la primera parte, nos encontramos con un juego que hace gran uso de los fondos 2d, convirtiendo al juego en un bonito cuadro en movimiento. Como comente arriba esta desarrolladora si algo sabe, es sacarle partido a una tecnología a priori tan simple como Adobe Flash.

Este “cuadro en movimiento” reúne en sí mismo un encanto especial. Mezcla dentro de cada imagen surrealismo, gotas de steampunk y un mundo decadente (al menos según nuestros cánones) en el que sin embargo no podemos dejar de sentir cierta empatía con el robot al que guiamos.

Obviamente utilizar dicha tecnología no da pie a mostrar grandes explosiones ni cabriolas graficas, pero tampoco es que los necesite. Si las aventuras graficas de hace años nos contaban grandes historia sin necesidad de gráficos 3d, en el caso de Machinarium ocurre lo mismo. Sin duda nos encontramos ante una AG de la vieja escuela.

Sonido

En cuanto al apartado sonoro, nos encontramos con un gran número de sonidos sintéticos, toscos y guturales, en clara referencia al mundo que nos rodea. Al igual que el apartado grafico el sonoro tampoco hace grandes alardes, aunque eso no quita que sea uno de los mejores apartados del juego. Machinarium apuesta por la belleza de lo simple sin duda alguna.

Teniendo en cuenta que lo que más vamos a escuchar en el juego son sonidos toscos, hay cabida para armoniosas piezas musicales. Al acabar un puzle o dilucidar cuál es nuestro siguiente paso, en muchas ocasiones y como recompensa nos ofrecerán algún que otro momento musical.


Conclusión

World of Goo, Braid, Zeno Clash, Machinarium… Si por un momento y en este vertiginoso mercado del videojuego pensamos sobre los videojuegos denominados “indies”, llegaremos a la conclusión que solo los separa de las superproducciones, el dinero invertido. También podríamos señalar su innovadora jugabilidad, pero la mayoría de estos juegos no dejan de ser en su mayoría clásicos “power-upeados”. Muchos de lo que vende como indie hoy en día no lo es, simplemente es una etiqueta auto impuesta sabiendo que hay muchos usuarios interesados en juegos alternativos.

Volviendo al mundo real y centrándonos en Machinarium, cabe decir que sin duda nos encontramos con un gran juego, el cual se nota a pesar de sus fallos, que lo han mimado hasta el extremo. En cualquier caso el último juego de Amanita Desing no es ni mucho menos la reinvención de las aventuras gráficas, como muchas páginas se han apresurado en decir.


Lo mejor
  • El apartado artístico.
  • La forma de contar la historia.
Lo peor
  • El irregular apartado jugable.
  • Su escasa duración.

10 comentarios:

Gen.Harris dijo...

Coincido contigo en casi todo, pero pese a ello me ha gustado bastante este juego.

La dificultad no escala bien y la duración es corta, pero también estamos ante un juego de 15 euros... Yo creo que Machinarium tiene todo lo que se le puede pedir a un indie.

Por cierto, gran análisis, Anónimo.

Kenny dijo...

Yo tengo pensado pillarlo a bajo precio. La verdad es que la demo me transmitió las mismas sensaciones que leo en el análisis. Está bastante bien, pero faltaba pulir el gameplay. Muy bueno, anon.

superdeimos dijo...

He de reconocer que este juego (aunque sabía de su existencia) lo he seguido realmente muy poco.

Es más, este es el primer análisis que leo de Machinarium. Y me ha dejado un poco frió. A mi siempre me han gustado las aventuras graficas, pero tras leer las impresiones de EHSN, me provoca más dudas.

Las típicas dudas de otro juego indie, que en realidad es mucho ruido y poquísimas nueces.

Angus dijo...

A mí particularmente sí me gustó, me pareció un título con una muy simpática puesta en escena y una jugabilidad directa. Obviamente no es reto para los clásicos amantes de las aventuras gráficas, pero para aquellos que buscan exprimirse un poco el cerebro en tiempos muertos, es más que recomendable. Lo malo es que, al ser un juego flash, no hay más misterio que pasar el ratón por encima de la pantalla para ver cuándo cambia de forma, y así ir resolviendo puzzles. Para mi gusto, recomendable, dentro de su público y su género.

Vitote dijo...

No he tenido el gusto de jugarlo, pero los pantallazos de éste juego siempre me han atraído, pero por H o por B todavía no me he dignado a probarlo. Con los juegos indies me gusta tomármelo con calma como hice con Braid, hay que sopesarlos más que valorarlos porque siempre se cae en tendencias ya sea de un lado o de otro. Pero siempre es un placer leer un análisis tan concienzudo Anónimo, me ha gustado.

A cuidarse

Creikord dijo...

Yo solo he probado la demos, y me dejo buenas sensaciones, pienso comprar su recien anunciada edicion fisica.

El Hombre Sin Nombre dijo...

Creikord según leí la edición fisica iba a valer 25 €. Yo no pagaría ese precio por Machinarium, pero allá cada cual xD

Creikord dijo...

¿25 € ? Tenia entendido que saldria por unos 5 € mas, esto me dara que pensar xD
Si la EC trae cosas buenas, a lo mejor si me lo acano pillando por 25 €

DaDy dijo...

Machinarium es un juego muy bello, pero lamentablemente no es un género que me guste, no tengo suficiente paciencia y me desespero...

Gran análisis, ya que aunque no vaya a jugarlo siempre está bien conocer los juegos y saber como son para recomendárselo (por ejemplo) a fans de las aventuras gráficas. Es un placer leerte EHSN.

Jorge dijo...

La verdad es que sigo este juego desde que mostraron los primeros pantallazos, y quise pillarlo de lanzamiento. Desgraciadamente no estoy dispuesto a pagar 15 euros por él, así que decidí esperar a una futura oferta de Steam (al igual que haré con Plants VS Zombies).
Tuve la ocasión de probar la demo y me gustó bastante lo que vi. Artísticamente, como comentas, es muy llamativo, y el personaje me parece entrañable.

Como punto negativo, en ocasiones hay objetos que no me enteraba que podía interactuar con ellos, porque parecen "escondidos" y eso fue lo que más me frenó. Tampoco me gustó el hecho de que si le daba a click derecho me salieran las opciones del escritorio de Windows xD.
Pero en definitiva es un juego que me llama bastante y que pienso adquirir cuando baje de precio.

Buen análisis, Anónimo ;)

Publicar un comentario