Análisis: 'Guitar Hero: Van Halen'


Guitar Hero: Van Halen es el último título de la franquicia musical estrella de Activision. Este monográfico del influyente grupo americano no ha dejado indiferente a nadie. Le han llovido críticas de los fans del grupo por ignorar varias etapas clave de la historia de Van Halen: como todas las canciones de Hagar o el tiempo que estuvo Michael Anthony...
Los críticos y los jugadores también le han dado palos a partes iguales, desde que salió el título prematuramente para los compradores americanos de Guitar Hero 5 (de manera gratuita) a finales de 2009, y desde el pasado 19 de Febrero aquí en Europa.

Este juego tiene muchas cosas buenas pero también tiene varios detalles que hay tener en cuenta antes de ir a la tienda y hacerse impulsivamente con él. Me gustaría informar al potencial comprador para que los atrasos jugables que va encontrar no sean una sorpresa. ¿Por qué tanto escándalo? Pues resulta que pese a que este título fue lanzado meses después de Guitar Hero 5, está basado en GH World Tour, un juego de 2008, dejando de lado inexplicablemente todas las mejoras que el último título de Activision aportó a la saga. Si no te has hecho todavía con tu GH: Van Halen y tenías pensado hacerlo en breve, este artículo te puede interesar...

En estos títulos monográficos, se suele hacer un recorrido por la historia del grupo, desde los inicios a los tiempos actuales... El máximo exponente en este sentido es de la competencia: Rock Band: Beatles, que representa con escenas trabajadas las diferentes etapas del grupo, sólo hay que ver la introducción para darse cuenta.
Otro gran ejemplo es el anterior título de esta saga: GH Metallica, que muestra en forma de viñetas sencillas pero efectivas la historia de un grupo amateur cuyo destino vas a tener en tus manos.

En este juego sin embargo no hay situación histórica de ningún tipo, sólo una breve introducción al modo carrera para dar paso a un modo de juego donde deberás: por un lado encarnar a la banda que da nombre al título, y por el otro a un personaje random que deberás crear (o elegir uno de los predefinidos) tocando en diferentes ciudades del mundo pero sin ningún tipo de explicación de porqué estás ahí y porqué estás cambiando de personaje continuamente... Vale que estamos en un juego musical y que no necesitamos un gran argumento, pero si ya estaba en el anterior título de Activision... ¿Por qué quitarlo en éste?

 
Van Halen en una de sus poses más conocidas...


¿Tendrá que ver con la principal queja de los fans del grupo musical? No sabemos si la compañía tuvo algún problema con las licencias o fue Van Halen el que no quiso incluir a miembros que ya no forman parte del grupo, pero canta demasiado que sólo haya canciones comprendidas entre los años 1978 y 1984... Yo no soy un gran erudito de su discografía, pero sólo por estadística seguro que se han dejado grandes canciones ya que se han centrado sólo en 6 años de su carrera, cuando el grupo lleva más de 35 años sobre los escenarios.

Jugabilidad

Como ya comentaba en la introducción, a finales del año pasado se lanzó Guitar Hero 5, con muchos cambios jugables que pudimos observar (como por ejemplo poder montar el grupo de la manera que queramos y no estar obligados a formarlo como máximo con una guitarra, un bajo, una batería y un micrófono, o los pequeños retos entre pantallas que te podía gustar más o menos pero renovaba en pequeña medida el aspecto jugable de la saga).
Si en Van Halen buscabais una evolución natural de la saga no la vais a encontrar... En su lugar Activision ha provisto al jugador de una continuación de GH: Metallica, con un par de mejoras dignas a mencionar, pero sólo si hacemos como si la última versión numerada de la franquicia nunca hubiera existido. En otros términos y para que os hagáis una idea mejor: Es como si el próximo juego de copa del mundo de FIFA no estuviera basado en FIFA 10, sino en FIFA 09. Sería algo totalmente incomprensible y criticado por todo el mundo... Pues bien, así ha sido.

La mayor de las pequeñas novedades que encontraremos, es una mejor inmersión mientras estamos tocando las canciones gracias al público del escenario, que corea los estribillos de forma ferviente... De existir este factor en anteriores versiones, no se había hecho de una forma tan marcada ya que aquí, en casi cada canción encontramos que se ha cuidado especialmente la pista para que el cantante en ocasiones acerque el micrófono a la grada y el público cante su parte favorita. Creíble e inmersivo. ¿Compensa esto todo lo que le falta de GH 5? - Juzgad vosotros mismos...
Para acabar este apartado, me gustaría comentar que el juego contiene solamente 25 canciones de Van Halen y otras 19 de artistas invitados, frente a las 85 que disponíamos en Guitar Hero 5.



Dificultad y duración:

Para mí la franquicia Guitar Hero es el ejemplo a seguir de cómo debería plantearse los niveles de dificultad en un videojuego... Estamos hartos de ver cómo muchas secuelas de grandes sagas han visto su dificultad bajada con tal de acercarse al gran público... ¿Cómo evitar eso? Pues estableciendo 5 niveles de dificultad: Aprendiz, Fácil, Medio, Difícil y Experto (y para batería hay un nivel de dificultad extra, con dos pedales llamado Experto +). Lo bueno de esta saga no es que haya muchos niveles sino cómo están montados. Parece obvio pero el "aprendiz" es realmente para alguien que no haya tocado una consola o una guitarra de estas en su vida, los niveles fácil y medio son lo que su propio nombre indica y, el difícil es realmente difícil. Si eres muy experimentado quizá puedas salir airoso en la mayoría del juego, pero en las últimas fases vas a tener que repetir alguna canción, a menos que seas un experto. Y es que esta última categoría es realmente para tipos duros, para aquellos que se pasaron Ninja Gaiden 2 en su máxima dificultad con los ojos cerrados... Estoy recalcando cosas que parecen obviedades, pero si añoras la dificultad de los juegos de los 80', amas los retos y te ríes de la presunta dificultad de modo "veterano" de Modern Warfare 2, entonces disfrutarás repitiendo una canción veinte o treinta veces, intentando mejorar, destrozándote los dedos con tal de alcanzar los 1000 puntos de logro la gloria.

Una "pequeña" muestra de los tan cacareados solos de Van Halen.

En un título cuya portada muestra con alarde el texto "El Guitar Hero más retante hasta la fecha", la curva de dificultad en el modo singleplayer está muy bien cuidada, pasando de manera aceptable el 60% del juego, apurado el último tramo y probablemente sufrirás con la última canción (como si de un final boss se tratara). El solo final de Eddie hará que (en nivel difícil o experto) dejes de tener sensibilidad en los dedos durante unos segundos entre intento e intento.
Otro punto a favor es que en cualquier momento puedes bajar o subir la dificultad, sin perjudicar en la campaña (a parte de los logros/trofeos), pudiendo avanzar aquella canción que se te cruzó o subiendo de nivel para sentir un reto en los primeros compases del juego.

En el modo "Carrera en grupo" se sigue la misma dinámica sólo que con un pequeño problema que creo que los desarrolladores podrían haber cuidado mejor... Las pantallas finales consisten en solos de guitarra trepidantes, de ritmo frenético y que incentivan a cualquier jugón a fliparse... El problema es que hasta el momento todas las canciones se han basado en la cooperación de un grupo (guitarra+ bajo, guitarra+batería, etc) y cuando uno falla no hay problema ya que si el otro va haciendo su tramo perfecto, el compañero puede errar bastantes notas hasta un límite determinado. ¿Qué pasa cuando se llega a la fase final del juego? El jugador de la guitarra se queda vendido completamente ante los dedos privilegiados de Eddie Van Halen sin que su compañero el bajista/batería le pueda ayudar... Lo que hasta ahora ha sido más o menos un paseo se convierte en un infierno que su compañero de grupo no puede hacer otra cosa más que mirar impotente y ver como su paso por la carrera en grupo (en ese nivel de dificultad) está apunto de terminar... Frustrante. Se podía haber solucionado con unas breves notas para el bajo/batería de manera que el modo de juego que supuestamente está basado en la cooperación no dependa sólo de la maestría del guitarrista.

La duración de un juego de este estilo depende directamente de lo que te gusten las canciones de Van Halen (y no te aburras al repetirlas), de cómo te motiven sus solos finales, de la dificultad en la que juegues, del uso que hagas del multiplayer o de los instrumentos que dispongas en tu casa.

Apartado Técnico:

El aspecto gráfico (como casi todo) es prácticamente un calco de lo visto en Guitar Hero Metallica: el juego se mantiene estable en cuanto a framerate. Se juega de manera muy fluida, algo indispensable sobre todo en el nivel Experto, donde necesitaremos una precisión de décimas de segundo para acertar todas las notas. Los modelados de los personajes son correctos y el público sigue pareciendo dos o tres personas clonadas y repetidas, pero al menos esta vez cantan los coros. El diseño artístico estilo Spiderman Halen es loable y le da un toque identificativo al juego. Podemos ver esta característica en los menús, pantallas de carga, instrumentos del grupo y como viene siendo habitual, en prendas de vestir y complementos para tu personaje.

                      
Eddie con su guitarra de estilo tan característico del grupo que tanto me recuerda a "Spiderman" .


Cabe destacar como poco a poco Activision va perfeccionando las animaciones de los personajes y encontramos una sincronización labial más depurada en las canciones, sincronización dedal en la mayoría de tramos de los solos importantes y aunque a veces te das cuenta que algunos miembros del grupo parece que estén tocando otras canciones o la voz de Lenny Kravitz no le quede bien al modelo blanquito que te han asignado por defecto, es una cosa que va mejorando y que tiene como punto álgido en este título la canción de la banda sonora de la película "Pretty Woman": donde Eddie usa una taladradora! en lugar de una púa para tocar las cuerdas de la guitarra y distorsionar la melodía de una manera bastante WTF? y que aunque quizá no te guste, seguro que la escena te quedará grabada en la retina.

Sobre el sonido no hay nada malo que decir: como en las versiones anteriores sigue dándolo todo y cumpliendo las expectativas que un juego musical de este calibre exige. Debe rallar la perfección y así lo hace. En cuanto al idioma, lo poco que se podría traducir o doblar al castellano está hecho, destacando la gran cantidad de tutoriales, que aunque muchos están obviamente fusilados de los anteriores títulos, no le quita mérito.

Lo que más nos ha gustado:
  • La dificultad en el modo un jugador está muy bien cuidada, apta para todos los públicos: desde los que no han tocado nunca una consola hasta los más hardcore o experimentados del sector (incluyendo un nivel Experto + para batería).
  • Los solos forman un papel muy importante en el juego y es la parte distintiva de este título respecto a los otros monográficos de la saga... Si te gustan estas fases, vas a disfrutar mucho.
  • A mitad del juego podemos observar cómo Eddie Van Halen "rasguea" las cuerdas de su guitarra con una taladradora. SOLD.
Lo que menos nos ha gustado:
  • El repertorio de canciones se antoja pobre (se ha reducido prácticamente a la mitad respecto a la anterior entrega)
  • De las pocas canciones que hay del grupo que da nombre al título, se centran solamente en la etapa "clásica" olvidándose de grandes temas y grandes músicos que han pasado a lo largo de la historia.
  • Es incomprensible que saquen un juego en pleno 2010 totalmente continuista a Guitar Hero: Metallica, olvidando las numerosas mejoras de la última entrega (Guitar Hero 5).
  • Se han perdido las animaciones/viñetas entre conciertos y no se explica ninguna historia, ni siquiera un simple texto durante los tiempos de carga.
  • La curva de dificultad tan bien cuidada en el modo singleplayer, se rompe como una cuerda de guitarra causando un ruido estrepitoso, en el modo carrera en grupo.

Conlusión:

Si te gustó Guitar Hero Metallica, no has jugado a Guitar Hero 5 o te da igual que el juego esté desfasado dentro de la propia franquicia... Si sabes desconectar, te dan igual todos estos factores y crees que 25 canciones del grupo no son pocas (a pesar de haber olvidado y ninguneado su propia historia y contar solamente con canciones de los 70' y 80')... En ese caso éste es tu juego, porque los solos le añaden un toque muy personal al título que disfrutarás desde el principio hasta el final... Pero claro, son muchas cosas que no has de tener en cuenta, quizá demasiadas...

Como opinión personal, recomiendo como siempre probar la demo, da una visión clara de lo que os vais a encontrar. Quizá los 60~70€ de lanzamiento sean excesivos y valga la pena esperar un poco a que baje de precio, pero eso es algo que cada uno deberá juzgar por sí mismo...

3 comentarios:

Raff Wylde dijo...

Gran análisis, Dady. No soy muy fan de los Guitar Hero pero sí de Van Halen, y (aparte de que como bien indicas falla en algunos aspectos respecto a anteriores entregas) todo apunta a que se ha desperdiciado una oportunidad de hacer un trabajo acorde a una mítica banda. De acuerdo que los años gloriosos son los 70's y sobre todo los 80's pero la etapa Sammy Hagar se ha dejado de lado totalmente ¿Donde quedan álbumes como "For Unlawful Carnal Knowledge", "Live-Right Here Right Now" o "Balance"?
En cualquier caso, fenomenal trabajo analizando el juego. Lo bordas. :)

Gen.Harris dijo...

Un gran análisis, sin duda. No me gustan nada los Guitar Hero (prefiero la guitarra real), pero sin duda te has trabajado un buen análisis. Enhorabuena.

Oscar dijo...

Yo me quedé en GH III, aunque después probé el Smash Hits y el 5 y... creo que ya estoy hasta los huevos de GH, primero por que los sacan a porrillo, después por que de los temáticos no me interesan ninguno y por último por que las track list cada vez me parecen peores.

GH II el mejor con muchísima diferencia.

Por lo demás GJ. ^^

Publicar un comentario