Euskal Party – Día 0

Euskal Encounter 18
Mi propio reloj biológico últimamente falla mas de lo debido, muestra de ello es que aun quedándome en casa no logro conciliar el sueño hasta las 6 o 8 de la madrugada. Pero pese al sueño y cansancio anteriormente mencionado, hoy me he dispuesto al igual que el año pasado a hacer un intensivo seguimiento de la Euskal Encounter 18. Sin embargo y en esta ocasión no lo hago por el prestigio o fama que hace tiempo nublaron mi visión, sino por todas aquellas personas que bien a través de Steam o diferentes redes sociales me han mostrado su apoyo en un año con grandes cambios en lo que a mi faceta de redactor se refiere. Sin mas miramientos pasad un año más, para ver la Euskal desde la perspectiva de un joven jugador.

A pesar del sueño y de que mis amigos del mundo real ® me esperaban, no podía faltar a mi temprana cita en el BEC! (Bilbao Exibition Centre) para la recogida de mi entrada. Este año no hay acreditación (al menos para mi) de periodista, como el año pasado, aunque siendo sinceros tampoco le saque mucho jugo. A las 13:15 de la mañana estaba en el susodicho recinto guardando cola, y teniendo en cuenta que la recogida de ellas - de las entradas - solo se podía hacer a partir de las 13:00 había bastante gente. 

Lado izquierdo del recinto
Lógicamente mis intentos de encontrarme a gente conocida a esas horas, como Isako de Gameover o a los locutores de Level up! fueron en vano, pues si bien había bastante gente aun siendo por la mañana, la multitud no era tan exagerada como en pasados años que, inocente de mi, fui a recoger la entrada a las 16:00 de la tarde. En resumidas cuentas, una hora y poco de espera que no se me hicieron nada pesadas, quizás porque pegue demasiado el oído a una conversación ajena.

Tras la ya típica recogida de la acreditación, tocaba verificar donde se encontraba nuestra ubicación (BG-47), para por la tarde ir directos al lugar, sin dar rodeos . Acerté de pleno pues después de haber quedado con los amigos, me dirigí directo a dejar el ordenador en el BEC! no tardando nada en dar con el lugar y plantar el “campamento”. Lo malo de todo ello que un viaje no basto para prepararlo todo para mañana y es que me olvide del cable de alimentación de la pantalla. Con la tontería ya me he chupado dos viajes hasta el recinto, y seguro que tendré que hacer muchos mas a los largo de estos días.

El Hombre Sin Nombre was here
Aún habiendo comentado en más de una ocasión lo pronto que fui al recinto de la Euskal Encounter, encontré a amigos que estudian conmigo informática. Curiosamente y para sorpresa -no, me lo había llegado a suponer- estaban viendo porno... uno de ellos fruto de su irónico carácter me dijo “Acércate, y se un hombre de verdad”. Sin comentarios.

Mañana iré al recinto a eso de las 9 siendo las 10 la hora oficial de inauguración. Llevaré el saco de dormir (si es que duermo algo) y todo lo necesario para sobrevivir al margen de sociedad, para vivir en un lugar donde los frikis tienen el poder.

4 comentarios:

Gen.Harris dijo...

Qué ganas de ir. La verdad es que esta primera edición del "diario de la euskal" me está dejando los dientes largos. Ojalá pueda ir algún día.

zorro_viejo dijo...

"“Acércate, y se un hombre de verdad”. Sin comentarios."
Solo un NO hombre se mostraría tan indiferente xDD

Que lo pases bien y ya sabes, queremos fotos, muchas fotos.

Anónimo dijo...

lara !!!!!!

Kenny dijo...

Yo tengo la esperanza de ir el año que viene con un amigo. Veremos. Mientras tanto me conformaré con que anon me ponga los dientes largos con su crónica :P

Publicar un comentario