Euskal Party - Día 1


Lección aprendida de hoy: Madrugar es malo e inútil. Ahora, las explicaciones: Era el primer día de la Euskal Encounter 18 y en nuestra mente circulaban horarios que no se correspondían con la realidad, haciéndonos creer que el comienzo oficial de la EE18 sería a las 10 de la mañana. Maticemos en lo de “creer” pues hasta alrededor de las 18:00 no ha sido el comienzo oficial. El resultado de todo aquello es que hemos madrugado innecesariamente (cuando dormir es lo que mejor nos vendría) y a causa de ello hemos ido al recinto en /mode zombie. Dicho de una forma un poco vulgar “Zas! En toda la boca”, aunque nuestro calvario acababa de empezar… menos mal que el día mejoraba según pasaban las horas.

Tras un rutinario viaje en el metro llegamos al BEC! a eso de las 10:45 de la mañana dispuestos a bajar alguna que otra cosa (cosa que aun no hemos hecho), ver la Retroeuskal y sobretodo conocer a colegas de foros. Era el momento en el que encendemos el ordenador, el momento en el que nos quedamos a cuadros al ver que no funcionaba internet... el consuelo era que al que teniamos al lado tampoco le funcionaba. Tras varios viajes de “los tipos de redes” aquí y allá llegaron a una conclusión que ya nos suponíamos: A uno de los dos le faltaba el driver de la tarjeta de red (al que tengo al lado), el otro (yo) tenía mal el cable de internet, con lo que tuvo que abrirlo, arreglar y crimparlo de nuevo.

Al final logre ir a la Retroeuskal... y estas cosas se encuentran allí.
Por fin y tras poco más de una hora sin internet, pusimos todo a punto: Steam, Desura, Xfire y el todopoderoso Apex DC++. Esto último no es más que una modificación de Strong DC++ que algunos usuarios de la Euskal configuraron para su uso en la party, lo que viene siendo un cliente preconfigurado.

Pasa el tiempo y tras una breve conversación, y dejando de lado nuestros intentos por encontrar a Sevikun, quedamos con Dioxcorp en la zona de Gameover para charlar un rato y conocer a gente. Curiosamente llegué pronto así que con decisión -y con un ligero toque de subnormal tan característico de mi - me plante delante de Isako y Funspot y dije “Hola Gameover”. Por fin y tras los típicos intercambios de saludos llega Diox que con la ayuda de Funs nos presentaron a Saltxero y Benelux. Lógicamente la conversación deriva en el campeonato de Team Fortress 2, pues hay una gran lista de normas a tener en cuenta y mucho dinero en juego (¡¡1200€ para los ganadores!!).

¡¡It´s over 1200!!
Segunda lección aprendida de hoy: Sin gafas y sin lentillas, se va ciego. ¿No os ha ocurrido alguna vez en una Party, que por mucho que busques tu sitio no lo encuentras? Pues imaginad esa situación con un par dioptrías de más. Tras vagar entre pasillos nos encontramos de nuevo a Dioxcorp que amablemente y con sorna nos dice “voy a ser tu perro lazarillo, te voy a llevar a tu sitio”… que cabrón. El caso es que tras llegar por fin a nuestro amado sitio (¡al fin!) nos da por hacer otro viaje, esta vez al lugar donde se encuentra Cristian de Level up!. Entre una cosa y otra me instan a hablar de mi paso por UltimONivel -cosa que prefiero no hacer- y de la cena que quieren montar hasta que nos dicen por fin, el sitio de Sevi: BH-17.

Sin ninguna otra cosa que hacer y aprovechando los momentos muertos paseamos de aquí para allá, viendo los stands que han montado - ¡Blizzard ha vuelto a venir, que grande!- y comiendo un bocata vegetal que no sabía demasiado bien. Como decía aquel gran filósofo: ¡¡el pavo esta seco!!.

Este modding es la polla, pero ¿será capaz de hacer buenos bocatas?
Trozo de pizza en mano (para quitarnos el mal sabor del bocata) pasamos de nuevo por BH-17 y esta vez sí, esta Sevi. Tras convencerle a unirse al mejor equipo de TF2 de la Euskal (aunque un equipo con nombre Game Over no da mucha confianza) vamos hacia la zona donde se encuentra la mayoria del equipo para aclarar entre todos la estrategia a seguir en el juego, siendo lo único que queda claro es que yo voy a ir como espia.

Vaya panda de consoleros...
También debería comentar el discurso de marras que dan al inicio de la Euskal todos los años, aunque sería irrelevante, se sabe de sobra que con los pitidos y con el deficiente sistema de audio que tenían montado no se ha llegado a escuchar nada. Sinceramente me alegro, no es necesario politizar ciertos eventos.

Para finalizar, hace escasas horas hemos entrenado todo juntos y lo que he sacado en claro a sido que: Individualmente somos buenos, pero no somos buenos en equipo.Mañana ya os contaré como hemos quedado esta noche...

4 comentarios:

Mumaguso dijo...

Suerte, maldito (y a los demás también, por supuesto). Juega de medic, que el espía en las wars no vale de nada XD

Anónimo dijo...

EL PUTO AMO!!! Di que si!!!, si, soy aquel de: ... hoy no llevas Look playero!!!

Kenny dijo...

Game Over y OverGame, LoL

Anónimo dijo...

De verdad, un fiasco, un verdadero fiasco, en cuatro días fué imposible estar más de cinco minutos en red, se caía cada cinco minutos, imposible jugar en red, realizar descargas...............................................
Lo único que salvó a la parti fué el buen ambiente que había, la verdad es que es para que te devuelvan el dinero, muchísima gente desde diversos lugares de España y conexión "0". A ver el año que viene si se mejora.

Publicar un comentario