Nintendo gana una batalla contra los flashcards

Los dos propietarios de una tienda de videojuegos en Palma de Mallorca deberán abonar a Nintendo 2.000 Euros cada uno, así como 720 Euros en concepto de multa, por un delito contra la propiedad intelectual e industrial. La tienda en cuestión vendía tarjetas flashcards para Nintendo DS y que, entre otras funciones, propias del hombrew, permite la carga de backups, algo que Nintendo consideró una flagrante vulneración de su software, ya que dichas tarjetas precisan del mismo para poder arrancar. Los dos imputados se defendieron de las acusaciones alegando que ellos no distribuían material falsificado de Nintendo y que estos dispositivos son la única vía para poder utilizar la consola para otros fines que no sea el funcionamiento de videojuegos de Nintendo DS, como la carga de fotos, audio, o programas caseros o homebrew.


El litigio se ha resuelto sin tener que llegar a la fase de juicio oral, ya que ambos imputados han prestado su conformidad a la pena señalada por el Ministerio Fiscal, (la acusación particular solicitaba una indemnización por importe de 120.000 Euros y 6 meses de prisión), y finalmente la condena ha quedado reducida a 2.000 Euros cada uno en calidad de indemnización y 720 Euros de multa.

Personalmente considero que es totalmente loable la pugna de Nintendo contra la piratería, una de sus mayores lacras, pero ni el resultado del procedimiento resulta lo suficientemente satisfactorio (al fin y al cabo, ¿qué son 4.000 Euros para Nintendo?) ni parece que atacar a la parte baja de la pirámide (las pequeñas tiendas de videojuegos) sea una estrategia positiva a largo plazo. Alguien debería preguntarse por qué no se ataca a los fabricantes en masa de estos productos que bordean la legalidad en materia de propiedad intelectual e industrial.

Fuente: El otro lado

4 comentarios:

Altheniar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Altheniar dijo...

Muy loable... me recuerda a cuando las farmacias pretendian que no se vendieran condones en los supermercados... alguien les sugirio que ellos no deberian vender cosas propias de los supermercados.

Me parece otro ataque el consumidor con la escusa ya mañida de la pirateria.

Por otro lado, si tan peligrosas son esas perfidas flashcards... por qué son compatibles con las consolas, por qué una tienda de fotografia podria venderlas y uno de videojuegos no?

Jorge Fernández dijo...

Creo que Nintendo debería atacar a los fabricantes en lugar de a los comercios. Al fin y al cabo son los primeros los verdaderos culpables.
Yo aproyo el hombrew, pero el problema es que allá donde lo hay, también hay piratería.
Con 3DS y sus actualizaciones de firmware, la cosa va a estar bastante más complicada para los piratas.
En mi opinión, la solución es esta, y tampoco estaría nada mal que las propias compañías de videoconsolas dieran soporte para homebrew, permitiendo que pase de la clandestinidad y ofreciendo ventajas al usuario.

Creikord dijo...

Fuck Yeah por Nintendo. Ojalá se tomaran más estas medidas u.u

Publicar un comentario