El fenómeno: Bajada de pantalones

Precios abusivos, expansiones a precios de segundas partes, materiales extra ya incluidos en el disco por los que luego hay que pagar, juegos sin simples subtítulos al castellano, resoluciones vergonzosas, DLCs que se ponen a la venta el mismo día de la salida del juego, packs de mapas a precio de oro, o todas estas cosas a la vez son las que nos cabrean y hacen que digamos indignados: ¡¿Pero cómo puede ser?! ¡Este juego no lo voy a comprar! ¿Cómo esta compañía puede tener una política de empresa tan mala?

Sin embargo el hype y las ganas de jugar a ese título son tantas, que al final acabamos pasando por caja y consideramos que aquello de lo que nos quejábamos es un mal menor, la compañía lo ha hecho mal pero nosotros queremos jugar a la última novedad por la que hemos estado tanto tiempo esperando. Eso es lo que yo denomino: el fenómeno bajada de pantalones.

Al final salió en Noviembre de 2010, 
pese a ser un juego de lanzamiento de la consola...

El caso más flagrante y por el que voy a empezar es el de Left 4 Dead 2. Sobre este juego se hizo un boicot en la propia plataforma de la compañía – steam - donde no se pretendía trollear ni fastidiar a la compañía, sino todo lo contario. Se redactó un manifiesto donde se alababa el savoir faire de Valve, pero que consideraba (resumiendo mucho) que el precio de L4D2 era abusivo y se iba a lanzar con demasiada antelación respecto a su secuela, que ya se preveía que iba a quedar desactualizada al poco tiempo.


Yo, al leerme este manifiesto quedé sorprendido de lo bien redactado que estaba y de cuanta razón tenía, así que me uní al grupo de Steam donde se hacía boicot a L4D2…
Unos días después de la salida, no recuerdo cómo, acabé consultando el grupo de L4D2 y me quedé atónito al ver que más de la mitad (no los conté pero aproximadamente podría decir que sobre el 75%) no sólo ya habían comprado el juego sino que estaban viciando sin parar… De hecho el grupo acumuló unas estadísticas de horas jugadas desorbitadas, irónico. ¿No?

Tras ver tal despropósito me desapunté rápidamente del grupo, obviamente la gente de ahí ya no compartía mi punto de vista… ¿Por qué pasó eso? ¿Qué puede llevar a una persona a ir en contra de sus propios ideales?

Dicen los expertos que el sentimiento de enfado viene derivado de cuando uno siente que están invadiendo una de las normas básicas que tiene establecidas, por ejemplo cuando una persona creyente se molesta cuando algún turista entra con ropa no indicada a su lugar de culto, el mismo hecho afecta a dos personas de manera distinta: el creyente ve vulnerada una de sus normas y se puede sentir ofendido al ver que esta persona - que simplemente ha entrado a hacer unas fotos a ese lugar tan bonito - no cumple una de las normas básicas de decoro que deben cumplirse al entrar a dicho lugar de culto…

Pues extrapolando esto al tema que nos concierne… A mí me toca la moral tener que pagar por un contenido extra que viene en el disco por el que ya he pagado 70€, me siento estafado cuando dividen un solo título en tres partes para cobrar por capítulos – tres veces mejor que una. ¿No? – Pensará el directivo de turno.

Entonces ¿Por qué a veces sucumbimos ante la tentación? ¿Por qué tanta gente que criticó la política de Blizzard al separar las tres campañas de Starcraft 2, está babeando ahora con el juego? ¿Por qué el grupo de Boicot de L4D2 estaba lleno de traidores? Pues bien sencillo, porque nosotros somos jugones, los videojuegos son nuestro entretenimiento favorito y para muchos es algo más. El dinero está para gastarlo y al fin y al cabo… La opinión generalizada acaba siendo que: si Yakuza no viene en castellano “da igual”, ya leeré alguna guía, pero yo quiero jugar a este juego… Si Square Enix nos dice que las voces en japonés no cabían en el Blu-ray de Final Fantasy XIII nos lo creemos.

Pues bien señores, no voy a decir que yo no lo he hecho nunca, pero si de verdad queremos que el próximo Yakuza salga en castellano, si de verdad queremos que no nos prometan parches de traducción que luego nunca llegan (pero eso sí, tú ya has comprado el juego) como pasó con un famoso juego en consola de la empresa de nuestro rechonchito favorito… Si nos queremos hacer escuchar, si de verdad nos importan las cosas de las que nos quejamos y queremos que se nos tomen en cuenta, debemos dejar de bajarnos los pantalones.

Sega dice que no traduce el juego porque tiene pocas ventas... 
¿No será que tiene pocas ventas porque no viene ni subtitulado al castellano?

Es un tópico muy recurrente decir que no servirá de nada que un pequeño grupo de hardcores no se compren por ejemplo el nuevo Gran Turismo 5, porque están hartos de esperar y que les hayan tomado el pelo Polyphony Digital con los plazos de entrega y la demo a 40€. Pero… ¿Acaso no es peor rajar en contra de una compañía y estar haciendo cola el día de salida en el GAME ?

Luego nos quejamos que nos pasan por el pito del sereno… Yo me sentí ofendido cuando un directivo de Microsoft dijo algo similar a “Los hardcore serán los primeros que irán corriendo a comprar Kinect el día del lanzamiento porque son los que lo compran todo”. ¿¡Hola?! ¿Qué somos, el cubo de la basura digital? Os recuerdo que ellos son una empresa que venden sus productos y nosotros somos sus clientesNosotros les damos de comer a ellos y no al revés… Ellos son los que tienen que ofrecernos un producto atractivo, que nos satisfaga y por el que merezca la pena pagar el dinero…

Por eso insto desde aquí, en el Complejo Lambda, a que si de verdad os sentís ofendidos por según qué trato hace una empresa contra vosotros, pensároslo dos veces antes de comprar su juego, ya que al hacerlo estáis diciendo: “Estoy en contra de lo que haces, pero me dejo pisotear porque quiero jugar”…

Sé que es fácil de decir y difícil de hacer, pero si de verdad tenéis una convicción, no os dobleguéis ante el hype. Y no me estoy refiriendo a que no compréis ningún juego sólo porque ponen a la venta DLCs antes del propio juego, sino que - por ejemplo - yo no compré L4D2 hasta el 5 de Octubre de 2010, porque hasta entonces no lo había visto al precio que yo consideraba que dicho título debería tener (en este caso menos de 10€, me costó 6,79€)…

En fin, llegados este punto, mi reflexión es que: la próxima vez que os enfadéis por el trato de una compañía, pensároslo dos veces antes de comprar el título. Si pese a la pisoteada y la patada en la boca al final decidís comprarlo, entonces no nos quejemos después… Tampoco seamos hipócritas, ¿no?

6 comentarios:

Víctor Fernández (Gen.Harris) dijo...

Completísimo artículo, Dady-Kun. Coincido en muchos de los puntos que expones. En este mundo existe chupapollismo incluso por parte de los usuarios. Defendámonos; somos consumidores.

Enhorabuena por el artículo.

Ghrol dijo...

Solamente me queda aplaudirte por este pedazo de reflexion/articulo con el cual no puedo estar mas de acuerdo. Yo en mi caso, queria comprarme Yakuza 3 con muchisimas ganas, pues bien debido a que el juego viene sin traducir (cosa que no me da problemas por que mi ingles es bueno), mi copia sigue aun en la tienda y lo mismo pasara con el 4 y con el The End

Bonembud dijo...

Tienes mucha razón.

Pero eso sí, L4D 2 vi que incluía tantas novedades que lo reervé y me salió por 34 €. Creo que eso tampoco estaba nada mal y me divertí mil con él. Aunque entiendo tu postura.

Por lo demás, yo tenía unas ganas tremendas al Starcraft 2. Llevo deseándolo desde antes de que se anunciara. Sin embargo ha sido un "que les den" firme y ahí me mantengo. Al menos hasta que saquen la trilogía y cueste unos 30 €.

Oscar dijo...

Aparte de lo que comentas, de lo difícil que es resistirse a comprar un juego que no esté localizado o que vendan por capítulos, está el tema del consumismo, muchos de nosotros no podemos frenar a la hora de comprar los juegos, a veces casi por pura avaricia y otras veces por que sabemos que un juego así puede llegar a tener una tirada mínima. Amarramos el juego mientras podemos a pesar de que su versión española sea una mierda de tamaño descomunal.

Dicho esto, yo soy de los que denuncié el caso Yakuza y al final lo he comprado, eso sí, a 12 euros nuevo y precintado, de otra manera no entraba en mi casa, como este caso otros tantos.

Yo pregunto, ¿es mejor tener un juego aunque sea en estas condiciones a no tenerlo? yo creo que sí. No creo que sea incompatible rajar de la distribuidora por esta canallada y luego disfrutar de un título que gusta.

Buen artículo DaDy-Kun.

Anónimo dijo...

Yo por suerte lo tengo fácil, me he acostumbrado a no llevar los juegos al día porque no tengo dinero para comprar todo lo que quisiera de salida, así que para mí es normal esperar a que el juego baje de precio.

Por ejemplo a mí me encanta Starcraft, pero no he comprado el 2 porque no pienso pasar por el aro de los juegos de PC a precio de juegos de consola. Cuando lo vea barato lo compraré.

Y en cuanto termine los exámenes me compraré Mass Effect 2, que está a 20 €.

Si uno sabe esperar se ahorra una pasta. Y no sólo porque los juegos sean más baratos, si no porque una vez ha pasado el hype inicial se valoran mejor los juegos y se sabe mejor cuáles son buenos y cuales chustos hypeados.

Creikord dijo...

Nada más que decir, artículo completo y real donde los haya.

Publicar un comentario