Yo si puedo decir que he vivido: Shogun 2: Total War

De aquí vienen eso objetitos preciosos del TF2
Viviencia: "Shogun 2: Total War".
Plataforma: Pc
Precio justo aproximado: 30€
Fecha de Lanzamiento: 15 de Marzo de 2011
Fabricante: Creative Assembly. Distribuido por Sega.
Género: Estrategia por Turnos, Estrategia a Tiempo Real, Gestión, Histórico.
Modo de empleo: Solo o en compañía, incluido cooperativo.
Duración: 15 horas en modo un solo jugador, infinitas en multijugador
Posibles Reacciones no Deseadas: Japón para los Japoneses. ¿Dónde está el punto de mira? Estra... qué? Turnos no gracias. Owned by the machine. Mi tostadora no tira.
Compatibilidad: Juegos de estrategia de la saga Total War, gusto por Japón, RTS, Multijugador competitivo.
En una frase: "El mejor de la saga"

Análisis:

Cuando decidí, hace un par de meses, comprarme este juego de lanzamiento venía del chasco que me habían supuesto las dos últimas incursiones de Creative Assembly en el mercado. No habían estado a la altura, esperaba mucho más pese a que los Empire son grandes juegos. Soy más de Katana, del tradicional metal contra metal, del recuerdo del ese genial primer Shogun y Rome Total War. Pero tras ver las magníficas screenshots que fueron sacando antes del lanzamiento me acabé por convencer. Eran fráncamente espectaculares, increíbles ambientes de lluvia, arrozales, campos de almendros en flor, unos modelados magníficos... Sonaba genial, además la ambientación de la época del Shogunato me atraía mucho más que la época colonial ¿pero a que precio? Ciertamente los requisitos son altos, pero la experiencia lo merece. Veamos porqué:

El mapa de la campaña. Y un Shinobi de máximo nivel. Un temible asesino bajo mi mando.
Shogun 2 podría haber sido una secuela sin alma pero es todo lo contrario, la encuentra en un modo campaña muy bien construido que supone un buen reto para los jugadores más avezados, con una gran variedad de opciones, no solo por el mapa y las facciones que son más que suficientes sino porque potencia otras facetas del juego que le hacen mucho más interesante. Los agentes son muy importantes en la mecánica del juego, con una importancia capital en nuestras estrategias, ya sea usando Shinobis, Sacerdotes... El juego te invita desde el principio a buscar tu estilo a la hora de jugar ya sea eligiendo el clan que te representa mejor, gestionando las ramas de tecnología o el desarrollo de los agentes y generales. En mi caso, mis ejércitos se basaban en el apoyo continuo de Ninjas que se encargaban de asesinar y sabotear al enemigo antes de cada batalla proporcionando a la infantería pesada la posibilidad de atacar rápidamente sin tener casi bajas en contra. Además de todo esto hay muchas más cosas que aprovechar como el uso de las rutas comerciales con las que suplir tu Clan con lo que necesiten, el importantísimo papel de la diplomacia con la que conseguir ventaja respecto a tus rivales y no quedarte solo en las frecuentes guerras. Tampoco podemos olvidar  las religiones que te ayudarán a acceder a tecnologías extranjeras o conservar tu honor ganándote el respeto de tus súbditos. Un montón de posibilidades y retos por los que pasar antes de llegar a la victoria conquistando Kyoto.

Los preparativos de una defensa del castillo, la arenga del general bajo la lluvia.
En cuanto al diseño de los campos de batalla está muy logrado dándote muchas posibilidades a la hora de plantear las batallas que no suelen alargarse mucho, alrededor de 10-15 minutos máximo, de manera que resultan dinámicas e interesantes ya que la IA trata de reaccionar rápido y con muy mala leche a tus movimientos. Otra cosa es que no los vea: los bosques tienen una importancia capital para el desarrollo de las batallas cuando te encuentras en inferioridad, ya que el rival ve lo mismo que tu ves de forma que si hay enemigos ocultos ella no lo sabrá. En cuanto a los asedios pese a no ser la parte que más me gusta hay que admitir que están bien planteados en el modo campaña, no así en el multijugador en el que están demasiado desproporcionados a favor del atacante, aún así podrás disfrutar de la tensión mientras tus Samurais asaltan las murallas bajo una lluvia de flechas. Se echan de menos más armas de asedio, pero históricamente no debía de haber muchas de manera que los asedios se suelen resolver casi siempre de la misma manera y por tanto no son tan divertidos. Como última forma de combate destacar los divertidos combates navales que tienen más interés del que parece siendo muy entretenidos por su dinámica de abordajes, retiradas y cambios de viento y marea.

El juego presenta los controles e interfaz característica de la saga con leves modificaciones, la cámara de batalla es totalmente libre y te permite colocarte en cualquier posición disfrutando de la espectacularidad de la acción. El sistema de autoguardado funciona bien, al igual que la opción de guardado rápido antes de la batalla. Los tiempo de carga son cortos y no aburren gracias a la estupenda música que ha escogido CA para el juego. Además, el juego tiene soporte completo de SteamWorks, con Cloud, logros y dlc's...

El modo multijugador ha necesitado un buena y tardía revisión por parte de CA que a base de parches ha conseguido crear uno de los mejores modo que  recuerdo. A parte de las típicas partidas online de hasta 8 jugadores, se nutre de dos modos característicos: Campaña del Avatar, o Campaña vs o cooperativa.

Mi avatar. Preparándolo para la batalla.
El primero de estos modos te permite crear tu propio general, tu avatar, desde cero eligiendo su aspecto y armaduras que desbloqueas mediante los logros de Steam, de manera que tienes que comenzar la campaña conquistando cada una de las regiones que te dará acceso a más tipos de soldados y características para tu general. Lo interesante es que las batallas serán contra jugadores, no contra la IA, de manera que tendrás que dar lo mejor de ti, como en las partidas de sustitución, opción que permite que un jugador humano luche contra tu facción en el papel de cualquier ejercito enemigo a lo largo de tu campaña individual, gracias al sistema de matchmaking por niveles que acomoda el rival a tu experiencia previa. Por último, hablar de los interesantes modos campaña, cooperativa y versus que te permiten jugar la campaña con algún amigo en el papel de enemigo o aliado muy divertido aunque se hace largo por la complejidad de la campaña y el sistema de turnos.

Como último apunte remarcar de nuevo la magnífica dirección artística del juego extremadamente fiel y bien documentada con la época que se refleja en los increíbles modelados de las unidades que son más detallados y variados que nunca. La posibilidad de DirectX 11 gracias a los parches no dejará indiferentes a los amantes de los gráficos con unos estupendos resultados en las luces y sombras así como en las texturas, así como un fantástico resultado en las batallas que muestran toda la espectacularidad gracias a unas cuidadas animaciones.
Una carga de caballería.
En definitiva Shogun 2: Total War  es un juego que merece ser comprado y jugado, ya sea por la cantidad de horas que le podrás meter en la campaña como por el multijugador tan divertido y accesible que tiene. Las únicas pegas son sus requisitos y que no es muy original ya que sigue en la línea de la saga y que a veces el sistema de turnos se hace un poco aburrido o si te engancha entrarás en la vorágine de "solo un turno más". Pese a todo esto es un gran juego, probablemente el mejor de la saga.

3 comentarios:

Gelocatil dijo...

El articulo me ha gustado, y seguro que el juego es máximo exponente en lo que a estrategia se refiere, pero el "problema" de los juegos de estrategia, similar a los de simulación, es que tienen un público muy concreto, y es muy dificil atraer a gente nueva, o conseguir que gente que dejó abandonada la estrategia siga probando cosas nuevas.

Kenny dijo...

Ojalá me gustase la estrategia... O la estrategia convencional, porque he disfrutado de títulos como Startopia y similares.

Jorge Fernández dijo...

Aunque solo probé la demo (cojonuda, por cierto), yo creo que Shogun 2 es "must have". Todo lo que hace Creative Assembly me encanta.

Publicar un comentario