Confesiones (de un Sociópata): Malas Adicciones


Como diría un profesor de mi facultad: "Los coj**** y la ideología los dejáis en la puerta" porque en este artículo no los vais a necesitar. Durante esta semana se ha montado la marimorena, liderada por aquellos que se lanzan al ruedo de la opinión cargados de prejuicios, ignorancia e ideología. La razón de este pitote ha sido la inclusión de los videojuegos en el Plan Nacional sobre Drogas por parte del candidato a presidente del Gobierno por el PSOE, Don Alfredo Pérez Rubalcaba.

Y no, no voy a hablar de las interpretaciones absurdas que se han dado de una expresión tan simple como "adicción sin sustancia", porque según la RAE (castellano vulgar señores) "adicción"es un "hábito de quien se deja dominar por el uso de alguna o algunas drogas tóxicas, o por la afición desmedida a ciertos juegos". El problema es que si no entendemos la "o" como conjunción disyuntiva tal vez pensemos en el videojuego como droga tóxica, cuando es de cajón de madera de pino nos encontramos ante la segunda posibilidad: "afición desmedida" (de ahí la falta de sustancia). Porque señores, así también puedes acabar destrozando tu vida. ¿O no censuramos la ludopatía? Que si bien es cierto que muchos argumentarán que cada uno vive su vida a su manera, la sociedad en casos como este ha optado por intervenir. Porque no podemos negar que cualquier actividad en exceso acaba siendo mala: ya sea el deporte, leer (Don Quijote), o las paj... (síndrome del túnel carpiano). 

Así que no tenemos que mezclar camellos, drogas ni nada parecido con la inclusión del videojuego en el Plan Nacional sobre Drogas, aún cuando su nombre así lo indique. Al igual que un campo de fútbol no solo sirve para jugar a fútbol, aunque su función principal y su nombre lo infiera. Ahora bien todavía habrá gente que niegue que el videojuego se puede convertir en una adicción, pues, lo siento, pero puede. Solo tenéis que pensar en lo que veis a vuestro alrededor. Y España no es el primer país que lo podría contemplar, ya lo hicieron China, Holanda, Estados Unidos y Canadá. Sociedades que se presuponen mucho más abiertas hacia el ocio electrónico. Ahora bien, culpar al videojuego por ello es un gran error. Porque aunque los juegos están hechos para ser divertidos y enganchen (como cualquier buena novela o serie) es el sujeto el que voluntariamente decide prescindir de otros elementos de su vida. Ahí está el problema. Como todo en la vida si es proporcionado estará bien, si no producirá desequilibrios, y eso depende de cada uno. Cada caso es diferente y no está bien estudiado, pero si parece claro que aunque los tiempos cambien no en todo será para bien, el tiempo lo dirá.

Pero mi problema con el señor Rubalcaba y con el resto de políticos que puedan mandar en este país no es este. Mi problema es su "conservadora" idea de que el videojuego no vale como industria cultural. Mentira, porque por definición nuestra "droguita sin sustancia" integra diseño (arte), secuencias animadas (cine), banda sonora (música), guión (literatura). Nos encontramos por tanto ante un negocio muy creativo, pero también técnico, puesto que requiere de muchos programadores y otro tipo de ingenieros técnicos (desde de redes a sonido). Y es más, es un negocio en crecimiento, en un gran auge de un 8% anual, que supera en beneficios al cine y a la música juntos en tiempo de crisis. Entonces: ¿por qué no se invierte? ¿Por qué esas ayudas se la llevan las "artes" y no un negocio que las engloba a todas? Ese es el absurdo de nuestros políticos que no se dan cuenta que pueden fomentar un negocio que ofrece competitividad y mucho dinero. La estrechez de miras que nos caracteriza como Estado. 

Un negocio que pese a ser considerado "cultural" no es apoyado por ellos ni por otros muchos, dejando que nuestros universitarios huyan fuera de este país en busca de un futuro. Porque aquí si hemos generado una "adicción": la de los incompetentes a las ayudas sin permitir a los emprendedores a lanzarse en esta industria. Y esto lo demuestran cosas como este programa electoral que se preocupa de las "adicciones" del futuro pero que ni si quiera se entera de dónde está el verdadero futuro del mundillo. Ayudas a los videojugos ya, o a cualquier industria de software competitiva, porque se nos debería caer la cara de vergüenza de que Polonia, que con todo el respeto, es un país económicamente menos rico, le regale como muestra de su "futuro" una copia de The Witcher 2 a Obama. Y esperad, que con los demás habrá más de lo mismo. ¿Qué os parece?


Si queréis más información sobre la adicción a los videojuegos sin alarmismos: aquí. (Pese a ser la wiki está bien).

11 comentarios:

Rolandir dijo...

Yo aún no se los términos exactos en que han sido incluidos los videojuegos en esa lista negra, pero conociendo como se ha tratado en España a la industria, me parece una de las peores noticias que podían haberse dado.
Ya me veo a padres y madres alarmados, asociaciones poniendo el grito en el cielo...
Genial. Otra muestra más de la gran clase política de que gozamos por estas tierras.

Dennis el Azul dijo...

Que se trate la adicción a los videojuegos me parece bien, aunque no estoy muy de acuerdo en lo de englobarlo en el Plan Nacional de Drogas, ya que es una adicción muy distinta en causas y tratamiento, pero que se trate me parece bien.
Y sobre lo de ignorar el videojuego como industria me parece un desastre. ¿Y luego dicen que son un partido "moderno"? En la próxima manifestación de indignados espero que haya alguien lanzando barriles.

Gelocatil dijo...

Totalmente de acuerdo con el articulo, ultimamente cada vez que se habla de videojuegos en los medios generalistas, falta tiempo para que la gente del sector se abalance a defender su afición y buscarle tres pies a las noticias, y esque falta mucha madurez, y no solo por el que esta fuera del mundillo, si no sobre todo por el que esta dentro.

colt92 dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el artículo, y especialmente con el primer párrafo que de Dennis. El Plan Nacional sobre Drogas debería dedicarse única y exclusivamente a las adicciones a sustancias y a la evaluación de posibles estrategias de prevención y tratamiento. Y es que tal como dice Dennis, las (como dice el programa del PSOE) "adicciones intangibles" tienen unas causas distintas y requieren unas atenciones y tratamientos distintos, dado que habitualmente se basan en un problema psicologico, y no somático. Quiero decir, no estaríamos hablando de una adicción física como la de la nicotina, sino que la persona tiene un problema exclusivamente psicológico que intenta suplir jugando.

Juan dijo...

Si es que el caso es prohibir, sea bueno o malo es nuestra decisión, ningún político tiene que venir a decirnos que algo es bueno o no, todo en muchas cantidades es perjudicial, pero que mas da mientras no perjudiquemos a los demás, si queremos drogarnos nos drogamos, si queremos comer comida basura la comemos y es que encima me toca las narices esta gente que va de progresista y tolerante y no piensan mas que en prohibir.

zombie dijo...

Interesante artículo.
Tiene razón Gelocatil con lo de buscar tres pies al gato. El saltar en plan fanático como ha saltado mucha gente no hace ningún favor a la imagen del mundillo, más bien da la pinta de que realmente seamos drogatas, y no es positivo.
Sobre el tema de favorecer que se emprenda, pues eso es lo importante, no solo en esto sino en general, pero sí se deberían tener en cuenta los videojuegos, ya que son cultura (Bueno, no todos, pero más cultura que ciertas películas y buena parte de la televisión de lejos xD) y encima se trata de algo que puede dar trabajo a diversos perfiles de gente (tanto informáticos como gente de perfil más artístico, etc). Aunque viendo lo bien respetada que está la informática en este país (tanto por la gente como por los principales partidos) no veo que podamos esperar nada bueno.
De todas formas, la solución no es potenciar específicamente esta industria, sino respetarla y favorecer que se emprenda. Y si acaso, pues favorecer fiscalmente algunas cosas, pero subvencionar ni de coña: creo que ya se ha visto para lo que sirven las subvenciones.

Rolandir dijo...

Si es que aquí la industria está más en pañales que en otros sitios. Seguramente dentro de unos años nuestros politicos habrán sido gamers y recordar estas cosas nos de la risa. De todas formas aquí no se habla de prohibición tal cual, pero bueno, que les pregunten a los venezolanos como empezaron con lo suyo, igual hasta hay semejanzas... no lo creo pero quién sabe.

En serio, solo espero que la industria madure, y por tanto nuestra sociedad asuma que los videojuegos son algo más que matar marcianitos.

..:: Roger ::.. dijo...

"El parasito, carente de ingenio propio, teme al visionario; lo que no puede copiar intenta censurarlo, lo que no puede regular intenta prohibirlo." ~Andrew Ryan.

Los politicos, especialmente las personas de mayor edad y que no han tenido contacto con este tipo de entretenimiento digital, simplemente atacan sin la mas minima intencion de argumentar o entender sus "opiniones" (si es que existen tales.

¿Porque el licor y el fumado (claramente adicciones o vicios) no son prohibidos por el Estado (sea cual sea el pais)? Porque estos grupos disfrutan de ellos en sus fiestas y celebraciones. Forman parte de su status social.

Sobre el caso de Venezuela es un ejemplo bastante complicado, porque la vision de un dirigente, sin argumentacion o conocimiento, a iniciado un cambio radical.

Asumamos por un momento que los videojuego son prohibidos en el 95% de los paises del mundo. ¿Que harian en ese caso las compañias como EA, Ubisoft, Valve, Microsoft, Sony y un largo etc? Curiosa la respuesta que podemos elaborar cada uno de nosotros y, tal vez, no muy distinta entre si.

ELhombrequerie dijo...

Es lamentable el nivel de esta clase política, si algo han demostrado es que son capaces de culpar lo que ni siquiera conocen. Ya no solo no son cultura ni arte sino que son malos y crean adición, y la mierda de industria del cine español es buena no? como se nota que se acercan las elecciones...

Kenny dijo...

Yo creo que con considerar la adicción a los videjuegos como una ludopatía más nos ahorramos titulares y manos a la cabeza. Otro espectáculo más para ganar votos de viejetes (sálvese el venerable gelo).

Anónimo dijo...

Es verdad que los videojuegos pueden convertirse en adicción, igual que lo puede ser cualquier "afición desmedida", pero creo que aquí lo relevante es que se hace una mención explicita de incluirlo en el plan nacional sobre drogas. Si tienen que estar incluidos, ¿no deberían estar todas las demás posibles conductas adictivas ( adicción al sexo, a ir de compras, a ver la tele, o como dices al deporte, a leer, al onanismo, ...)? ¿Por que los videojuegos están incluidos y las demás aficiones no? En todo caso, por el hecho de que están en dicho programa, se fomentaran algún tipo "medidas" que en el mejor de los casos serían campañas de concienciación, y en el peor pues, podrían llegar a ser medidas reguladoras mas opresivas como hacen otros gobiernos (vease Australia, China, o incluso uno tan cercano como Alemania), con la excusa de siempre de "proteger a la juventud", comienzan a recortar juegos (ej.MW2 en alemania), prohibir tematicas (No se que problema hubo con un cosolador o un desnudo en Deus EX HR en Japón,¡Japón!), o incluso la distribución de juegos concretos (Mortal Kombat,GTA y otros tantos en varios paises). Cuanto menos las connotaciones negativas que se le dan a los videojuegos por estar incluidos explicitamente en ese plan són evidentes, y a mi personalmente me preocupa que la intención sea en usar el tema de forma demagogica, ya sea únicamente para ganar votos o peor, para poder meter tijeretazo a placer en los juegos.

sCh3ma

Publicar un comentario