Las Letras Del Mando: Yo soy cola, tú pegamento.


¡Bienvenidos a una nueva entrega de Las Letras Del Mando!  La frase que nos ocupa hoy es una de las más famosas del ámbito videojueguil, y le sonará a cualquier amante de las aventuras gráficas: “Yo soy cola, tú pegamento”.  La frase viene de la que es posiblemente la aventura gráfica más famosa de la era dorada de Lucasarts. Hablamos, por supuesto, de The Secret of Monkey Island. Este juego, y la saga Monkey Island en general, resulta una mina en cuanto a frases memorables, pero hemos escogido esta porque da pie a hablar de una característica particular del juego en cuestión: la lucha de insultos.

La lucha de insultos, por si alguien no ha jugado al juego (gran error, ya que se trata de una de las mejores aventuras graficas que desarolló Lucasarts), se produce cuando el protagonista del juego, Guybrush Threepwood, tiene que enfrentarse a otros piratas, espada en mano. Al tratarse de una aventura grafica, Ron Gilbert y compañía evitaron introducir elementos de acción al basar estas peleas en los insultos que se hacían los contrincantes entre ellos.

Hace unos años, pudimos jugar a las luchas de insultos con los diálogos doblados por primera vez gracias al remake de la primera parte.
El objetivo del jugador era responder de forma apropiada a cada insulto. Si acertábamos con la respuesta varias veces seguidas, ganábamos el combate. La frase que nos ocupa es justamente una respuesta fallida que el protagonista daba cuando no disponía de la respuesta adecuada al insulto que se le acababa de hacer. Este ingenioso sistema se convirtió por derecho propio en una de las características más recordadas del juego.

Al parecer, originalmente estas peleas nacieron de una voluntad de parte de los desarrolladores de parodiar las luchas a espada de la (entonces reciente) película La Princesa Prometida (y otras películas similares), donde los protagonistas “hablaban más que luchaban”, según palabras del diseñador Noah Falstein. Lo que pocas personas saben es que el encargado de escribir los insultos de esta fase fue Orson Scott Card, famoso autor de ciencia ficción.

Orson Scott Card, autor de conocidas obras como El Juego de Ender, es el creador de los famosos insultos de la lucha de espadas en el primer Monkey Island.
Las luchas de insultos se volvieron tan famosas que han estado presentes de una forma u otra en cada juego de la saga, con la notable excepción de la segunda entrega, la única desarrollada por el mismo equipo que el juego original. En la tercera entrega, The Curse of Monkey Island, la mecánica permaneció prácticamente inalterada, con la sutil diferencia de que esta vez los insultos y nuestras respuestas debían rimar (lo que tuvo que traerle más de un quebradero de cabeza a los traductores de cada versión).

En Escape From Monkey Island, la lucha de insultos no aparece a través de una lucha de espadas, sino que cuando tenemos que echarle un pulso a otro personaje. En la entrega más reciente, Tales of Monkey Island, su aparición se produce en forma de cameo, aunque se introduce una nueva mecánica en el tercer episodio: la batalla de caras extrañas.

En The Curse of Monkey Island, nuestras respuestas debían rimar con los insultos del adversario.
Esto es todo por esta entrega. Esperamos que os haya parecido interesante y que halláis aprendido algo útil. Si nunca habéis jugado a la saga, os recomendamos encarecidamente que le deis una oportunidad como mínimo a las dos primeras entregas. Hoy en día se pueden conseguir muy fácilmente gracias a sus recientes remakes. Sin ir mas lejos, una edición en caja recopilando dichos remakes apareció en tiendas el mes pasado a 15 euros, un gran precio por estas dos obras maestras. ¡Nos vemos el mes que viene!

3 comentarios:

Zaska dijo...

Enhorabuena por el artículo, ¡me encantan estas curiosidades!

Yo alucino con el guión de los dos primeros Monkey Island. De verdad, me cuesta imaginar uno mejor, se me ocurren muy pocos tan buenos.

Rolandir dijo...

Cachis en la mar. Algún día tendré que jugar a los Monkey Island... soy un paria...

Anónimo dijo...

Nunca he jugado a los Monkey, pero la frase me ha escamado porque no parece tener mucho sentido. ¿Podría ser un fallo de traducción? En vistoenfb.com resumen el debate Rajoy-Rubalcaba como si fueran niños, y uno dice "Eres cola y yo GOMA, me rebota y en tu culo explota", lo que creo que sería la tradu acertada. No se eh, lo digo por si acaso

Publicar un comentario