Puñetazos, patadas y "Questo di pesto!": Análisis Gears of War 3

Después de haberse convertido en un referente y estandarte de la consola de Microsoft (con permiso del Jefe Maestro), Marcus y el escuadrón Delta ha vuelto a hacerlo: nos trae una aventura espectacular a la altura de la saga y un mejorado sistema online de multijugador. ¿Qué más podemos pedir?

Pues, por ejemplo, sin comerlo ni beberlo se ha convertido en el juego más exitoso en cuanto a preventas se refiere. Y en su primera semana de venta vendió la nada despreciable suma de 3 millones de copias en todo el mundo. AWESOME.

Nada más empezar el juego, podemos ver un video explicativo a modo de resumen para los primeros llegados a la saga en el cual Anya Stroud nos explica que después de 2 años de la caída de la última fortaleza humana, Jacinto, lo que queda del ejército CGO y de la humanidad, vaga en un busca de un sitio en Serah donde puedan vivir tranquilos. Pero lejos de eso, la amenaza Locust sigue latente: el sacrificar Jacinto no ha servido para acabar con las Larvas. Si esto fuera lo único, bien, pero para colmo aparece un nuevo enemigo más temible que los locusts: los Lambents. Larvas mutantes por culpa de la inmulsión, utilizada por los humanos combustible, que resulta ser un parásito que altera todo ser viviente que lo aborde. Para colmo el general Prescott está desaparecido tras el incidente de Jacinto.

Esto en cuanto a historia general, pero Gears 3 se centra bastante en sus protagonistas, intenta profundizar en ellos, pero muchas de las cosas se meten un poco con calzador.

Marcus, por un lado, recibe un mensaje de su padre (el cual creía muerto) pidiéndole ayuda desesperada, puesto que la Reina Locust lo tiene secuestrado para hacer experimentos armamentísticos; Dom, después de los sucesos de la segunda entrega, se ve más marcado por la guerra, deprimido, sin ganas... Y por último Cole "Train" donde se nos muestra una nostálgica estrella del Trashball (no pienso decir Palizabol) que echa de menos los momentos de gloria, desternillante momento que por cierto, nos brinda en el estadio derruido.

No veas que guasa con el tanto que se marca.

Para que la gente no se queje de tanto esteroide junto, han puesto algunas mujeres.

Anya Stroud: ya la conocemos de las anteriores entregas por su gran soporte desde el cuartel (ejem, gallina, ejem...), pero ahora se pone la armadura y lancer en mano destroza a todo lo que se le ponga por delante, sobretodo a Baird a base de borderías.

Samantha Byrne: una Gears que ha sido reclutada durante la invasión Lambent. Muy maja (borde), muy morena y muy letal.

Bernadette Mataki: es una gear veterana que enseñó bien a Dom, Cole y Baird después de las guerras pendulo. En este juego hace una simbólica aparición cuando se reúne con el coronel Hoffman para cubrirnos con los francotiradores (de boca de Arpiman: "Nos vamos al porche a cubriros desde ahí"). Hay que añadir que tambíen entrenó a Anya y a Sam.

La historia en sí se va desarrollando bien, el final es cuanto menos, impactante. Y desde luego no cierra todas las dudas de la saga, pero sí la historia del pelotón Delta.

Jugabilidad:

Desde la primera entrega, Epic ha ido limando con mucho mimo esta saga hasta rozar no la perfección, pero si el límite que da un juego sublime. En esta entrega han apostado muy fuerte en el online vista la demanda de los anteriores juegos.

Empezando por el modo historia, en el que podremos disfrutarlo con 3 amigos o hacerlo en solitario, nos ofrece varios puntos de vista de una misma acción. Por ejemplo: al principio del juego, debemos enfrentarnos a un Leviatán Lambent. Nuestra vista comienza desde el pelotón de Marcus para poder enfrentarnos a él, pero es el equipo de Cole quien remata al monstruo. Para esto, el juego primero nos ofrece el punto de vista de un grupo y después de otro. Es una aportación muy buena al desarrollo ya que en las otras entregas no había nada parecido.

Lo que es el modo historia en sí dura unas 8-9 horas y en comparación con las 2 anteriores entregas es bastante más fácil en general. De mi experiencia personal, me lo he pasado con 3 amigos en el modo de dificultad más alta por defecto y, salvo por el Berserker Lambent, ha sido casi un paseo.

Antes de hablar del modo online me gustaría hablar de las mejoras que han hecho con los controles en sí:

ya han arreglado el "problema" que había cada vez que querías reanimar un compañero y había munición cerca y te quedabas con un cargador mirando como tu compi muere. Han hecho que la munición tengas que cogerla manteniendo un segundo el botón X, mientras que para reanimar a nuestros compañeros con un simple toque bastará.

Ahora, si pulsamos LB, veremos a nuestros compañeros a través de las paredes, no solo indicados con una flecha y da igual si vivos o muertos. Y además, podremos ver las granadas amigas en color blanco, de lo contrario, deberemos dispararles si no queremos que detonen con nosotros.

Un añadido interesante, pero que casi nadie usa, es el intercambio de armas y el compartir munición: las 2 cosas funcionan de la misma forma, si tu apuntas a un compañero que esté lo suficientemente cerca de tí, si pulsas X podrás intercambiar su arma, y si pulsas B podrás dar munición del arma que esté llevando el compañero.

Han capado el cuerpo a cuerpo, ya no es "culatazo + escopetazo = kill", NO. Ahora se le da un uso coherente y más bien escaso comparado con las anteriores entregas. Ahora se puede "marcar" a un enemigo para hacer focus o saber su posición. Era muy frustrante jugar en equipo y oír "está por ahí!" y no tener ni puta idea de donde, pues ahora, quien vea al enemigo, simplemente tiene que apuntar y con el "click" del stick izquierdo (como si fuera el L3 del Dual Shock) pondremos una marca encima del jugador que todo nuestro equipo puede ver.


Dicho esto vamos a pasar a lo que han mejorado de forma bastante considerable, el modo online:


Deathmatch por equipos: 5vs5 básico a 5 vidas, el primer equipo que se queda sin vidas, pierde.

Modo Piloto: otro compañero y tú os enfrentáis a 4 parejas más para conseguir más puntos.

Rey de la Colina: en este juego han eliminado el modo de juego "Anexo" (que es el actual rey de la colina, antes RDLC era un único anillo) en el que controlamos una zona por segundos y se captura estando encima de él.

Capturar al Líder: Tenemos que tumbar a un jugador designado por la máquina como "Líder" y defender el nuestro. Hay que aguantar 30 segundos con el líder apresado para ganar la ronda.

Ejecución: Un deathmatch de 5vs5 a una vida. Tenemos que ejecutar a nuestros enemigos con una animación.

Zona de guerra: lo mismo que ejecución, pero se puede matar a saco.

Duelo por equipos: el mejor por excelencia. 5vs5 a 20 vidas. Sin piedad. Es donde más gente vais a encontrar normalmente jugando para arrasar ya sea solo o con un equipo de colegas. Para mí, el mejor modo y el más divertido.

Modo horda 2.0: la base sigue siendo la misma, tenemos que aguantar 50 oleadas de Larvas y/o Lambents que quieren acabar con nosotros. Se puede jugar solo o con amigos. Pero no por nada han puesto un 2.0 de coletilla. Han incluído un sistema de compra de arsenal tanto ofensivo como defensivo para mejorar nuestra resistencia. Cada vez que matamos, obtenemos dinero que podremos gastar SOLO al principio de cada ronda para comprar cosas como pinchos (para ralentizar el avance de los enemigos), torretas ametralladoras, señuelos, torretas automáticas (sentrys) y la joya de la corona: el Silverback.
Todas estas armas se pueden mejorar y nosotros vamos subiendo nivel para acceder a nuevas mejoras. Por ejemplo, las barricadas, al principio son solo unos pinchos de metal, si conseguimos subir a tope el nivel, serán unas barricadas láser que acabará con enemigos más pequeños (Wretches, Tickers o Pólipos) al instante.
Al final de cada décima ronda nos esperará una ronda con un "minijefe" que pueden ser desde una pareja de Berserkers hasta un pedazo de Brumak.
Como bien es sabido, si tienes dinero, te puedes comprar una salud. Pues en este juego pasa lo mismo. En Gears of War 2 si morías en medio de la Horda tenías que esperar a que acabar la ronda para revivir, pero con la versión 2.0 si mueres, y tienes suficiente dinero, puedes reaparecer inmediatamente. Puedes morir cuanto quieras, pero el precio irá aumentando exponencialmente, y el dinero es algo muy valioso para las construcciones. Y además, cada escenario tiene repartidas armas por el suelo, pero nos costarán dinero (para variar) pero puede ser crucial a la hora de por ejemplo, acabar con 3 o 4 mulchers a la vez de un par de morterazos recién comprados.

Es una versión muy pulida desde la segunda entrega y muy recomendable por su alto contenido en risas, sangre, violencia y después de todo eso carcajadas locas. Eso sí, es altamente recomendable jugarlo con amigos ya sea en Live o en la comodidad de vuestra casa, gana muchíssimo.

Modo bestia: a grandes rasgos, es ponerse en la piel de los Locust en el modo Horda. El sistema varía un poco de CGO a Locust: nosotros empezamos con una suma simbólica de dinero para comprar una clase Locust y cuanto más matemos, más clases se irán desbloqueando. Tenemos desde Wretches y Tickers hasta Kantus, Boomers, Maulers o los temidos Berserkers.

En este modo el tiempo corre en nuestra contra: nos dan 1 minuto al principio y nos dejan ver por cuales zonas se esconden los CGO y por cada baja que consigamos tendremos un puñado de segundos más para acabar la ronda. Hablando de rondas, aquí difiere bastante de lo que es el modo horda, solo son 12. Y a cada una que pase nos irán añadiendo algún "héroe" de la historia, que deberemos derribar y posteriormente matar. Si el tiempo se acaba, una ráfaga de martillo del alba nos aniquilará a todos.

Este modo es divertido y estimulante, da otro punto de vista a las batallas y al haber clases específicas que cumplen muchos roles (los locust no se curan automáticamente como los CGO solo puede darles vida el Kantus) de dan un toque estratégico a toda la maravillosa acción. Como en el modo Horda, recomendable 100% jugarlo en compañía.

Y el dato definitivo para disfrutar al máximo todos los modos online: servidores dedicados para todos!


En cuanto al apartado técnico, Epic conoce bien su Unreal Engine y ha hecho muy bien su trabajo en esta entrega, lo único "malo" es que en las zonas donde no suele mirar la gente han escatimado en texturas detalladas, pero el resultado global es muy bueno.
En cuanto al sonido: SUBLIME. La banda sonora es algo que me saca de mi mismo y me mete de lleno en el mundo de Serah. Serrar gente da gusto viendo las vísceras y cayendo los cachos. ME ENCANTA.

En definitiva, si buscáis acción a raudales, sierras, vísceras y tíos duros este es vuestro juego, eso sí para jugar al online, para jugar solo la historia, disfrutaréis del 50% del juego. Para mí, un auténtico SOLD!

1 comentarios:

Kenny dijo...

Juegazorl!!

Publicar un comentario