Análisis 'The Maw'


The Maw es un título que se publicó a principios del año pasado en el servicio Xbox Live Arcade, y posteriormente en PC. Se trata de un juego indie, y sólo disponible en formato digital. El estudio detrás suyo es Twisted Pixel Games, una empresa  de 11 empleados  fundada en 2006 pero que no tenía un juego propio hasta la llegada del juego que nos ocupa. Llegó sin hacer mucho ruido, pero fue un gran paso para Twisted Pixel, que en verano del mismo año sacó Splosion Man, el juego que los lanzaría al éxito de crítica y al olimpo del catálogo de juegos Arcade en 360.


The Maw
The Maw es un rompecabezas en tres dimensiones, con una pequeña dosis de plataformas. En el juego encarnamos al inocente alien Frank, quien es apresado por unos malvados cazarrecompensas futuristas. Lo encierran en una nave, junto a una gran cantidad de seres de distintos planetas. Entre ellos se encuentra Maw, una bola púrpura con unas grandes fauces. Poco después, la nave choca contra un planeta desconocido, donde quedan en libertad todos los especímenes que contenía la embarcación espacial. Una vez Frank despierta de su estado de inconsciencia, decide aliarse con Maw para salir con vida del astro. Serán los cazarrecompensas quien nos vayan poniendo trabas para avanzar.
La historia es sencilla y tópica, con un desenlace efectivo y simpático, y nos es contada mediante cutscenes hechas con el motor del juego. He de decir que Twisted Pixel ha hecho un gran trabajo con las animaciones de los personajes, logrando una expresividad digna de "Zelda: The Wind Waker".


Jugablemente, The Maw combina puzzles, plataformeo y exploración. Nosotros pasamos a controlar a Frank, el alien antropomorfo azul. La misión de Frank es ayudar a Maw a ir pasando niveles, fragmentados en secciones entre las que hay unas puertas por las que si queremos pasar, necesitaremos haber comido un determinado número de seres. Frank puede ir correteando solo, o puede usar su correa láser para controlar a Maw. Otras acciones que puede realizar son, por ejemplo, tirar objetos del escenario a gran distancia, mover piedras y esquivar balas en slow-motion.
La criatura Maw tiene otras jugosas habilidades. En primer lugar, comérselo todo y crecer rápidamente. En segundo lugar, al comer determinados tipos de extraterrestres, podrá absorber sus habilidades, como si de Kirby se tratase. Entre estas habilidades destacan las de escupir fuego, lanzar rayos láser y arrollar. A Maw lo controlaremos mediante la correa de Frank.
Los únicos fallos importantes en la jugabilidad consisten en no poder correr más rápido (los escenarios son grandes, y se echa en falta), y en un problema de control justo en el penúltimo nivel, cuyo origen mejor no desvelar.

A parte del objetivo principal tenemos dos desafíos por nivel: conseguir comer el 100% de los extraterrestres y comerse a un extraño especímen que hay oculto en cada nivel. Estos objetivos secundarios resultan bastante fáciles, y aquí nos encontramos con un gran escollo: la dificultad. Y es que la escasa dificultad es uno de los problemas más grandes del juego, unido a la poca duración del título: unas cuatro horas como máximo.
Y es una verdadera lástima, porque durante el juego observaremos que se podría haber hecho un juego bastante difícil, en el que los puzzles nos estrujaran de verdad el cerebro, si se hubieran aprovechado todas las posibilidades del gameplay. Por lo menos, podemos observar mucha variedad en los niveles, pero como ya he dicho, tan solo la punta del iceberg de lo que podría haber sido.

El apartado técnico es simple y cumple su función. Gráficamente recuerda mucho a los dibujos animados en tres dimensiones; el paisaje es colorido, las texturas son muy planas y hay pocos detalles. Aún así, no se hace molesto y representa adecuadamente un mundo desenfadado y vivo. Los fallos gráficos se resumen en el clásico clipping, que aparecerá cuando caminemos por la hierba y nos acerquemos demasiado a distintos objetos.Un apartado ya comentado anteriormente y que eleva la escasa calidad gráfica son las animaciones.
La IA enemiga es inexistente. Los seres más pequeños se limitarán a dar vueltas frenéticamente cuando Maw esté cerca, y los cazarrecompensas se quedan quietos en su sitio, disparándonos.

La música tiene poco papel en el juego. Es casi exclusivamente rítmica y suena de fondo, dándole un poco de ambiente al planeta. Como curiosidad, añadir que la compositora de este juego trabajó anteriormente en el primer God of War.

Lo mejor
  • Aunque la historia no destaque, los dos protagonistas se nos hacen simpáticos y, en cierto modo, son carismáticos.
  • Los niveles, aunque sencillos, divierten y son variados.

Lo peor
  • La duración y la poca dificultad. Se podrían haber conseguido puzzles muy ingeniosos.
  • Algunas animaciones son lentas, como por ejemplo correr o deslizarse por rampas. Si se hubiera tratado de un juego más largo, sin duda estaríamos hablando de un problema muy grave.
Conclusión
Es sin duda un juego recomendable, pero falto de profundidad en ciertos aspectos. Yo lo disfruté mucho, y lo considero un juego infravalorado y ahogado en el catálago Arcade. Su problema es el precio: 10€. Una rebaja permanente le haría un gran favor, ya que a este precio es mejor que nos lo pensemos dos veces. Tenéis una demo disponible en XBLA y en Steam, así que podéis bajárosla y probarlo para aseguraros la compra.

6 comentarios:

DaDy dijo...

Juego interesante para los fans de los puzzles! No conocía este juego y ahora me ha picado la curiosidad, voy a bajarme la demo.

Gracias Kenny ;)

Creikord dijo...

La verdad es que probe la demo, y no me gusto nada :-\

Gen.Harris dijo...

Para mí The Maw no acaba de "cuajar". Es un juego que me parece curioso pero que no jugaría asiduamente.

Oscar dijo...

Me pasa lo mismo que a Harris, divertido un rato, pero nunca lo completaría entero.

Kenny dijo...

Tenéis razón: es un juego muy simplón y demasiado plano. Pero tiene algo que me enamoró, como me ha pasado con Splosion Man. Para mí Twisted Pixel es una desarrolladora muy a tener en cuenta. :)

Jorge dijo...

A mí me parece un juego bastante gracioso. Las animaciones de Maw son muy divertidas y mola eso de comerte a tus enemigos.
Sin embargo no es un juego por el que pagaría 10€. Si estuviera a 5 me lo pensaba...

Publicar un comentario