El día de la marmota


No, no me dispongo a analizar una versión absurda de la mítica película de Bill Murray, conocida en España como Atrapado en el tiempo, donde el bueno de Bill tiene que revivir una y otra vez el mismo día, así es como me siento, cada vez que veo o escucho las noticias y hablan sobre algún acto de violencia protagonizado por jóvenes, donde la explicación más sencilla para sus actos, aparece cuando se descubre que estos chicos jugaban a algún videojuego violento, estos, han provocado que chicos aparentemente ¨normales¨ ,realicen acciones que asustan a una sociedad que no va mas allá, nadie habla de su contexto, de su accesibilidad a las armas, su estado psicológico . . .

Voy a sentarme en mi sofá y esperar que este día sea diferente.

Enciendo la tele y mi amigo Matías Prats, con su reluciente traje habla con total seguridad, sobre como un juego de ordenador ha influenciado a unos chicos norteamericanos a realizar una masacre en su instituto, como no, me refiero al tiroteo del Columbine, la escuela de secundaria del Condado de Jefferson, Colorado, en Estados unidos, ocurrido el 20 de Abril de 1999, donde dos adolescentes, armados con explosivos caseros, escopetas, carabinas y pistolas semiautomáticas decidieron acabar con la vida de 13 personas y la de ellos mismos.

A lo que se refería mi amigo Matías, es a una corriente de opinión que existía por la época, que justificaba la conducta de los chicos, pues estos en una extraña psicosis electrónica, quisieron recrear el videojuego Doom en su instituto, este fue para muchos el factor más importante que provoco el estallido de violencia, obviando descaradamente, plasmado en el blog de uno de los asesinos años antes, el incipiente odio que estaban incubando hacia la sociedad y su entorno más cercano, al sentirse unos parias entre sus compañeros, llegando incluso a recibir tratamiento farmacológico, pero claro, eso se paso por alto, pues ya teníamos una bonita cabeza de turco, los videojuegos, y Marilyn Manson que pasaba por allí y también se llevo lo suyo. Era mucho más fácil culpar a un videojuego o a un cantante aspirante a gótico que profundizar en un sistema totalmente clasista, que estructura la sociedad americana donde las animadoras y jugadores de futbol son los dioses, y los que son ligeramente diferentes son marginados, donde las armas están al alcance de cualquiera y el temor al que no pertenece a mi familia o a mi pueblo rigen la vida diaria, es verdad, es mucho mas lógico pensar, que unos chicos aficionados a un juego, que se desarrolla en una luna de Marte y donde debemos luchar contra las hordas infernales, lo confundieran con su instituto y les ayudara a plantear su estrategia, es que a veces me cuesta razonar con claridad, debe ser que como ahora estoy jugando al Dead Space estoy mirando una cortadora láser en eBay, para ir a mi supermercado más cercano a buscar xenomorfos.


Observamos claramente, como ya en la portada,
aparecen los tipicos alumnos de instituto.

Han pasado diez años, aparece debajo de mi pecho, una extraña curva que antes no estaba ahí, y mi gato quiere aparearse con mi brazo, estoy sentado en mi sofá y enciendo la tele y está de nuevo Matías y su traje, comenta una masacre ocurrida en un instituto Alemán, en la localidad de Winnenden, un joven de 17 años asesina a 15 personas, como nó, detrás solo podía estar un videojuego, ahora era el turno del Counter Strike, ¿Estaba viviendo mi propio día de la marmota en versión alemana? ¿Si me acuesto esta noche, mañana al levantarme escuchare la misma noticia pero ocurrida en Mexico y el chico era un fanático jugador del Call of Juarez?. Resulta que las explicaciones simplistas vuelven a ser las aceptadas, llegando incluso al gobierno Alemán que prohíbe jugar al Counter en público, eso sí, yo no escuchado nada de modificar la permisiva ley alemana sobre la posesión de armas, pues el padre del chico tenía un armario bien surtido, y el arma utilizada era una Beretta que se encontraba encima de una mesa de noche, pero eso son detalles nimios, comparado con el experto entrenamiento militar que nos ofrece un videojuego bélico.


El Counter Strike, un juego utilizado por los mejores ejercitos del mundo,
 para entrenar a sus superguerreros, perdón soldados.

Pasa el tiempo y esta industria nuestra, sigue siendo el objetivo de los medios de comunicación más convencionales, que buscan el camino fácil para problemas más profundos, que se arraigan en las raíces de nuestra sociedad, pues es más sencillo culpar a una industria que en muchos de sus aspectos todavía es desconocida, que además no se hace escuchar o no la quieren escuchar.

¿Es posible que esos chicos se sintieran oprimidos por un entorno que los ignora y los margina, que no vio como se convertían poco a poco en psicópatas en potencia?

NO¡¡ Escribe el articulista de periódico progresista, es ese juego que enseña a matar con armas reales.


¿Puede influir, convivir con una sociedad donde poseer un arma es un derecho constitucional y los jóvenes beben del belicismo desde su más tierna edad?

NO ¡¡ Explica el director de informativos, de la televisión conservadora, son las horas que los adolescentes, se aíslan en sus habitaciones y los vuelven antisociales y peligrosos.


¿Era un enfermo mental, el adolescente que mato a su familia con una katana?

NO ¡¡ Dice el presentador de programa de sucesos, que ha ¨investigado¨ y el chico era igual al protagonista, de un juego de rol japonés, del que era fanático, sentenciado, tenemos la causa.

5 comentarios:

Gen.Harris dijo...

Buen artículo y buen estreno, Rincewind. Totalmente de acuerdo con lo expuesto. Los medios de informativos muchas veces son herramientas para desviar la atención. Es mucho más fácil declarar el fanatismo por los videojuegos de un asesino adolescente que cuestionar la venta de armas en Norteamérica.

Desgraciadamente "el día de la marmota" se repetirá

Anónimo dijo...

Muy bueno, Sr Ryan...oh perdón, creo que me he confundido, excelente artículo y sublime desenlace.

Rolandir.

Vito dijo...

Ayvalaostia! Como se entere alguien de que llevo mantando avatares desde los 12 años me enchironan sin juicio previo! Lo reconozco, soy un asesino en potencia....voy a tener que anular mi pedido de cortadoras de plasma.

Absolutamente de acuerdo contigo.

BlueWolf dijo...

En referencia a este tema, hoy ha salido la noticia de un chino que apuñala a otro en un cibercafé porque hacía trampas en el Counter-Strike. Sucesos como éste son la excusa perfecta para que los medios de comunicación y los gobiernos criminalicen a los videojuegos, y por extensión a todos los jugadores.

DaDy dijo...

Hace unos años fue el Rock & Roll, después el rol, el anime y ahora los videojuegos... Supongo que hasta que haya otro al que culpar, "nosotros" somos la cabeza de turco perfecta...

Publicar un comentario