¿Cómo es una recreativa japonesa?

Cuando uno echa la vista atrás y recuerda las tardes pasadas con veinte duros en una sala recreativa, se le dibuja una inevitable sonrisa en la cara...


Pero es sólo eso: nostalgia, recuerdos, algo del pasado. Supongo que aún habrá salones con máquinas arcade en muchos puntos del país, pero en mi ciudad natal he visto como poco a poco han ido desapareciendo desde las pequeñas salas de barrio, hasta grandes empresas como New Park en lugares tan míticos como las Ramblas de Barcelona.

Tras mi reciente visita a Japón he visto renacer al niño que hay dentro de mí. No sólo lo que nosotros denominamos salas recreativas son para ellos edificios de 6 plantas con decenas y decenas de máquinas, sino que además (y lo que más me sorprendió), lo que hay dentro dista años luz de lo más moderno que hemos visto aquí...

Dejad la mochila en el suelo, sentaros en la butaca, preparad las monedas de 100 Yenes y poneros el cinturón de seguridad porque señores vienen curvas.
En el artículo de hoy intentaré enseñaros (como si de un paseo se tratara), las diferentes plantas que conforman una recreativa típica japonesa:

Desde la calle

Empezaremos nuestro paseo en la ciudad de Tokyo, caminando desde el barrio de Ueno hacia el famosísimo barrio de Akihabara... Un letrero con la frase "Welcome to Akihabara" nos da la bienvenida mientras vemos como en esta parte de la ciudad los edificios están llenos de propaganda, pantallas gigantes y carteles luminosos. En las tiendas de a pie (recargadas de mensajes en kanjis) se empiezan a acumular japoneses que esperan a las diez de la mañana (hora H) para que abran los comercios... A lo lejos vislumbramos un llamativo edificio rojo, destaca no sólo por su color sino por su enorme logo de Space Invaders. Éso tiene que ser una recreativa - Pienso para mis adentros mientras mis dientes rechinan de emoción...
La vista exterior del Game Taito Station en Akihabara, Tokyo.

Planta Baja

Nada más acercarnos vemos un simpático japonés uniformado, con micrófono en mano dando la bienvenida a voces a todos los que entran.
-WERCOMU!! Nos suelta el entretainer con una sonrisa como si acabara de ganar la lotería. Hacemos una reverencia para agradecérselo y entramos para dentro...
Nos sorprende que a primera vista sólo vemos máquinas de gancho, esas en las que debes coger un objeto tras situar una pinza donde crees que, al bajar, puede levantarlo. Metemos 100 Yenes para intentar conseguir una figura de One Piece y probamos suerte. Nada, el brazo mecánico parece haber perdido la fuerza justo en el momento más oportuno.
Seguimos caminando y lo que nos sorprende no son las máquinas en sí (aunque hay muchas y muy variadas maneras de hacer perder dinero a los incautos visitantes), lo que llama la atención son el tipo de premios que se puede conseguir... Comida, caramelos, chocolatinas, chucherías, bolas que al caer no dan premio directo sino que además deben caer en un lugar determinado, cajas que sólo tienen premio en algunas caras, camisetas, toallas e incluso sábanas de chicas anime random en poca ropa, pero lo más impresionante sin duda son una especie de cilindros alargados de chocolate que miden aproximadamente metro y medio de largo que deben cogerse con un sofisticado robot de ingeniería mecánica...

 Si a los ganchos ya les cuesta levantar un peluche, cómo van a levantar esto?!

Al cruzar una esquina vemos un montón de chicas guapísimas pintadas al estilo idol con ropa fashion y unas cortísimas minifaldas (como Koda Kumi, googlead insensatos si no sabéis quién es). Ellas al contrario de lo que uno pudiera pensar, no están sentadas en un banquito esperando al novio friki que está unas plantas más arriba, sino que están haciendo cola para hacerse fotos en un purikura, que para el que no los conozca son unos foto-matones muy famosos entre jóvenes japonesas, donde tras haberse hecho la foto se pueden añadir efectos, fondos, personajes u objetos típicos como gafas de sol, labios pintados, pecas artificiales, etc... El resultado aparece en modo de varias pegatinas que usan para decorar todo tipo de elementos.


Máquina fabricada exclusivamente para sacarle dinero a Gabe Newel.

Después de ver impresionados a las chicas (no vamos a negarlo, esas máquinas nos dan igual) y sorprendernos al ver que incluso hay unos tocadores para ponerse coloretes antes de entrar a los purikura, procedemos a subir de piso tras perder previamente otros 300 Yenes en intentos fallidos para conseguir merchandising de nuestros personajes favoritos de anime.

1F (Primera Planta)

Mientras subimos las escaleras mecánicas procedemos a mirar el folleto que nos ha proporcionado el japonés de la entrada, en él se puede ver la información de lo que hay en cada planta... Pero no os voy a spoilear todavía, ya que no entiendo nada, el folleto está en perfecto japonés.

Cuando llegamos a la primera planta un olorcillo a retro nos invade... Metal Slug, Tetris, Arcanoid, beat'em ups de hace años y muchos juegos de naves en scroll vertical son los reyes de la fiesta.
Parece imposible pero lo que en muchas salas de nuestro país se considera "el rincón pasado de moda" aquí logra ocupar una planta entera con juegos como Street fighter 2, Fatal Fury, Marvel vs Capcom y muchos otros juegos de lucha que simplemente desconozco.



De camino a las escaleras nos encontramos con una salita llena gashapones (echas unas monedas y puedes sacar figuritas aleatorias de tus personajes de anime favorito, así como cromos e incluso fotos/postales a tamaño DINA5).

Gashapones a montones! La de Yenes que me dejé aquí!

Accedemos a las escaleras mecánicas mientras un subidón nos corre por las venas... Un cartel con "Simulation Games" nos da la bienvenida... Ahora empieza lo bueno señores.

2F (Segunda Planta)

Nada más subir nos sorprende un maremágnum de sonidos, y no es para menos ya que tenemos delante los precursores de Guitar Hero, Rock Band y DJ Hero! Una batería con más de diez lugares a los que aporrear, una tabla de mezclas con más de 6 botones (ríanse de la dificultad de DJ Hero) y una máquina al estilo Wack-a-Mole, pero en vez de golpear unos pobres topos, deberemos (con la mano) golpear una serie de botones con luces de colores (creo contar más de 12) al ritmo frenético de la música, Dance Dance Revolution y un más que mítico para los Otakus más osados: Taiko no Tatsujin (hay varias versiones para consola, todas en japonés, siguen la pauta de un Guitar Hero pero con una estética bizarra extrema 200% Japonesa, con música de J-Pop, anime y videojuegos mayoritariamente. Para que os hagáis una idea es a lo que debe jugar Vainille en su PSP), el original, a mi sorpresa funciona golpeando un gran tambor, por el centro o por los lados.


Taiko no Tatsujin: La debilidad de los Otakus! Qué bien lo pasé "tocando" los openings de Naruto, FMA e incluso Keroro!

Giramos la esquina y vemos los simuladores de coches: Sega Rally, GTI Club, Crazy Taxy, pero también de camiones, de Harley Davidson... Nuestros ojos salen de sus órbitas. Para calmar un poco las ansias nos echamos una partida al GTI Club. (el juego de coches de los minis) Pues bien, echamos una moneda de 100 yenes y cuando logramos adivinar cual es el kanji de multijugador nos sorprende ver los modos de juego: Carrera, pasar la bomba y fútbol... Fútbol?!

 
Enchantment?

Tras unos partiditos y hacer una foto a unas chicas guapisimas que estaban jugando al... Mario Kart! Nos giramos y vemos una máquina... LA MÁQUINA! Aún no he descubierto el nombre del juego en cuestión pero en cuanto lo encuentre os haré un extenso artículo... Sólo os diré que ella sola se merece un artículo completo...
Para acabar esta planta nos adentramos en toda la zona de shooters, con pistolas, ametralladoras, escopetas, rifles de francotirador, una especie de puños raros y lo que más nos llamó la atención: una especie de Playstation Move que logramos probar...

Sony no inventó nada... Infamia!

Cuando nos dirigimos a la siguiente planta nos topamos con un Jukebox luminoso con música discotequera occidental muy famosa... Nos acercamos y vemos que otra vez más se trata de pulsar botones al ritmo de la música, esta vez son veinte cuadrados dispuestos en cinco filas de cuatro, de color transparente debajo de los cuales una pantallita nos indica qué cuadradito debemos pulsar creando coloridos efectos de luz y motivando al personal más si cabe...

Muestra de la canción que jugué en esta especie de Jukebox

3F (Tercera planta)

Después del subidón de adrenalina nos esperábamos más y más... Pero lamentablemente en esta planta sólo hallamos máquinas tragaperras (SLOT) y Pachinko... El Pachinko es una de las cosas más enigmáticas sobre los japoneses de la que espero poder hablaros también próximamente.

Para no dejar esto tan soso y vacío, destaco una tragaperras donde debes echar unos créditos (metí una moneda de 100 yenes y casi la lío xD) y en vez de intentar conseguir otros créditos para luego cambiarlos por dinero... Puedes conseguir... Comida! A lo que pienso -Malditos ludópatas, no tenían suficiente con las máquinas de gancho? xD.

Por si esto os parecía poco además hay unas máquinas que son como una hípica para poder apostar en tiempo real a unos caballos ficticios, algo demasiado surrealista para nuestra occidental mente (daba un poco de grima), un programa de televisión estilo Buzz (apostando dinero) y en algunos edificios llegamos a encontrar incluso un mini-casino dentro.

4F (Cuarta planta)

Tras el gatillazo de la anterior planta, y siendo esta la penúltima, ya no nos esperábamos nada bueno... más tragaperras? Pues no señores... Aquí encontramos las máquinas actuales, el piso donde los hardcore se dejan sus ahorros, absténganse jugadores noveles porque aquí caen hostias como panes...

En esta planta hay pocas máquinas... Eso salta a la vista... Hay espacio entre ellas pero lo que más destaca son lo anchas que son... Justo delante de las escaleras encontramos dos de Tekken 6... Tienen algo raro... ¿Qué será? - Pregunto para mis adentros... Coño! Pero si el japo está viciando en una butaca, una mesa y una pantallaca de mínimo 22 pulgadas!! Así sí que da gusto pagar por jugar... por si eso fuera poco, nos encontramos una zona donde parecen que están haciendo cola... ¿A qué videojuego de última generación creéis que estarán jugando? (Un dos tres, responda otra vez...) Pues no! Estaban haciendo cola para viciar al Pro Evolution Soccer 2010! (Allí se llama Winning Eleven en realidad), pero cómo puede ser eso? pantallas de 32" conectadas a una Playstation 3, con su dualshock 3 y todo... Ver para creer... Seguimos con más HD y pasamos por sólo dos juegos conocidos más... Virtua Fighter 5 y Street Fighter 4. A mí no me gustan los juegos de lucha pero al ver esos sitios tan cómodos te entraban ganas de sentarte a echar una partidita relajado...

Estas máquinas no son las más cómodas ni grandes que vimos, pero tampoco se pueden a quejar... ^^'

5F (Quinta y última planta)

Casi sin darnos cuenta, llegamos a la última planta, esto es lo más alto que llegaremos y por lo tanto se puede considera "el cielo" de las recreativas...

Para empezar nos sorprenden una especie de máquinas dispensadoras de cartas estilo "Magic the Gathering"... -Para qué habrán puesto esto aquí? - La respuesta estaba a sólo unos metros... Y es que resulta que en esta planta encontramos un conjunto de arcades que funcionan con dichas cartas... Desconozco totalmente si reconocen la carta con algún tipo de cámara o usan algo más sencillo (y óptimo) como un código de barras, pero es asombroso ver un juego estilo Medieval Total War, donde los japoneses a velocidades dignas de Usain Bolt mueven las manos recolocando las cartas en un gran tablero para resituar a los arqueros, piqueros, caballeros etc... Im-pre-sio-nan-te.



Nos quedamos unos segundos admirando a un japonesito muy hábil hasta que se produjo el típico efecto que seguramente os habrá pasado alguna vez, y es que el jugador, por muy concentrado que estuviera, de alguna manera sintió nuestra presencia detrás de él (acaso tenía ojos en la nuca?)... Así que nos lanzó un mirada con cara de pocos amigos y seguimos caminando para investigar otras máquinas de tal tecnología punta...

Un enorme logo de Square Enix en la pared nos llamó la atención... Justo debajo del cartel había un montón de chavales de 13-15 años jugando de manera cooperativa a un juego de mechas estilo Gundam, donde cada uno encarnaba a un robot gigante en una batalla de decenas de enemigos... Si esto os parece poco... Según logramos ver, estaban luchando contra otros jugadores humanos por internet, que seguramente estarían en otras recreativas de Japón (esto no lo pudimos demostrar en este juego en concreto ya que no teníamos un mazo de cartas, pero sí en LA MÁQUINA, de la que hablaré en otro artículo más extensamente... Hype).

La demostración de que Square Enix triunfa en Japón

Tras quedarnos como el cacao maravillao, seguimos nuestro camino observando más juegos de cartas de diferente temática como fútbol (donde el tablero digital era el campo y las cartas suponemos que los jugadores o las formaciones), o directamente complejísimos mánagers, tanto de fútbol como de béisbol, con centenares de estadísticas que asustaría hasta el mismísimo Michael Robinson...
Lamentablemente nuestro pequeño paseo se acaba, pero no sin antes ver más videojuegos de cartas basados en diferentes series de animación y (no podía faltar) un juego de hípica por cartas (venga hombre! Menuda obsesión... Sólo nos faltó encontrar un juego de cartas para conseguir comida, jaja)...

Nos dirigimos al ascensor para bajar, donde por casualidad nos acompañan dos colegialas muy monas, que se ríen y nos miran con sonrisa picarona... ¿Y es que hay alguna manera mejor de endulzar el triste final de nuestro viaje que bajar del cielo con dos ángeles? ;-)

Nota del autor:

En este paseo he intentado recopilar los arcades más atractivos, más interesantes (o simplemente que lograba entender) de todo mi viaje a Japón. Como más de uno se habrá podido imaginar no encontré todas estas máquinas en un mismo salón, pero con una tarde entera en Akihabara seguramente podréis ver todo el repertorio que menciono. Es una lástima que estuviera explícitamente prohibido hacer fotos y vídeos en estos salones que tantas emociones me han proporcionado. De todas maneras conseguí hacer unas cuantas fotos de estrangis, si queréis ver el resto (todas las fotos del artículo fueron sacadas por mí), están a continuación en miniatura (click para aumentar).



GAME OVER

INSERT COINS

11 comentarios:

Raff Wylde dijo...

Awesome! Lucky you, Dady :) Que bueno el artículo y que chulas las fotos. Congratulations!

Anónimo dijo...

Rolandir.
Muy buen artículo, siempre he pensado que estos Japoneses están locos, y cuanto más veo de su día a día más me reafirmo en esa creencia.

Gen.Harris dijo...

Jodidamente impresionante.

Me ha encantado tu artículo. Además de aprender cosas nuevas sobre el fenómeno Arcade en Japón, las imágenes son estupendas.

Enhorabuena :).

Rincewind dijo...

Genial articulo, con las fotos y tu narración, es facil imaginarse el ambiente, habra que empezar a ahorrar.

DaDy dijo...

Ah!! Se me olvidó comentar que (para el que no lo sepa) las recreativas en Japón son un fenómeno bastante diferente al de aquí, y allí encontréis tanto niños de 6 años en una especie de JRPG con pokemons bastente más complicado de lo que uno cabría imaginar (pero con estética infantil) hasta adultos de 30-40 años, trajeados que después del trabajo se van a hacer unas partidas...

A mí no me deja de impresionar cómo tanto el fenómeno de los videojuegos como del manga y el anime son algo normal en la sociedad, aceptados por todos y que hay para todos los públicos...

Cúanto tenemos que aprender de oriente...

Ukos dijo...

Gracias al artículo he descubierto a Koda Kumi, xD.

Por cierto, yo esperaba las fotos de las chicas guapísimas, más que las de las recreativas, pero las que has puesto están bien.

Muy buen artículo, creo que mi voto de esta semana está decidido.

Kenny dijo...

Es otro mundo, maldita sea... Otro mundo.

Angus dijo...

¿Cuándo decís que sacamos un billete de grupo a Japón para todos los amigos de ECL?

SnyperWolf dijo...

Que gratos paseos por esas recreativas... Por cierto, apalicé a DaDy en el futbolcar :D :D

Es curioso la cantidad de centros recreativos que nos llegamos a encontrar en cualquier ciudad o barrio. Y todos eran enormes y llenos de gente. Ah! y lo mejor: con 100 yenes (menos de un euro) tenías dos partidas.

Otra curiosidad... una máquina se me trago unos yenes. No solo me activaron la partida sino que me hicieron un recibo para darme el cambio acompañado de una reverencia. Estos japos... xD

Raff Wylde dijo...

Como dice Angus, tenemos que organizar un viajecito a tierras niponas todos los del ECL.

Id ahorrando desde ya, jeje (^_^U)

DaDy dijo...

Gracias por la interesante aportación SnyperWolf. :)

[En efecto es con quien fui a Japón ;)]

Publicar un comentario