Mafia 2 no es un "sandbox"


Lo reconozco: soy un morboso, me va el morbo a todos los niveles. Cuando veo algún incidente que exija presencia de la policía o demás miembros de seguridad del estado, me quedo mirando esperando ver algo que compense mi paciencia y morbosidad; el que presta atención a conversaciones ajenas esperando algún llanto o palabra subida de tono; y ése que en el momento en el que algún título medianamente prometedor sale a la venta con sus correspondientes reviews, hace un repaso a todas las webs conocidas esperando encontrar alguna nota que suscite polémicas, para, posteriormente, divertirse en los foros observando el apareamiento de los trolls.

Sin embargo, con la salida de Mafia 2 se ha despertado un nuevo sentimiento en mí: el de salvador. Ojo, no pretendo hacer con este artículo una especie de análisis hablando sobre las bondades del juego (que las tiene). Eso lo dejaré para el día en el que "El Complejo Lambda" hable largo y tendido del mismo. Mi intención es convenceros de algo muy sencillo, pero que repetiré un par de veces en este texto: Mafia 2 no es un sandbox.

Particularmente, soy de los que piensa o pensaba que los análisis "profesionales" de videojuegos deben tomarse como una indicación, un pequeño consejo para despejarnos las dudas sobre ese título "X" que nos interesa, pero nunca jamás como la "medida" a seguir a la hora de comprarlo, ya que eso, a fin de cuentas, depende única y exclusivamente de nosotros. Pero repitiendo una frase de la gran película 'Origen' "El parásito más resistente es una idea", la misma idea que nos hace creer que Mafia 2 es algo que realmente no es.

Es sencillo llegar a esta conclusión. Los Sandbox (maldito término) son juegos cuyo principal atractivo es brindar al jugador una falsa libertad de acción (la libertad de acción en los videojuegos no existe, ya que esa libertad sólo se mueve dentro de los límites del propio juego), dándole un abanico de posibilidades que, según el título, podrán estar más o menos trabajadas. Mafia 2 no tiene nada de eso, y no lo tiene porque no pretende tenerlo ni le hace falta. Para empezar, el juego de 2K Czech se divide en capítulos, lo que podríamos interpretar como "niveles" en un sentido más clásico. Cada vez que empezamos un nuevo capítulo el juego nos deja muy claro lo que debemos hacer, no existe alternativa posible ni la necesidad de buscar misiones; sí, podemos tunear nuestro coche o buscar viejecitas para ajustar cuentas, pero hacer eso sólo retrasará cumplir con el objetivo marcado y avanzar en la trama.

Mafia 2 es un juego completamente lineal, una aventura de acción con una carga dramática notable y un gran trabajo de ambientación de "Empire Bay". Pero amigos, además de "Origen", el refranero español sigue siendo una referencia envidiable, y como "sabe más el diablo por viejo que por diablo", yo os digo que "el hábito no hace al monje", y por muchos kilómetros cuadrados que tenga Empire Bay, eso no convierte a su juego en una imprecisa "caja de arena".

Tenemos varios ejemplos, ¿Os acordáis de HeadHunter, aquel gran juego de Dreamcast que posteriormente llegó a PlayStation 2? HeadHunter nos proponía interpretar el rol de un tipo muy duro llamado Jack Wade, que con una gran moto surcaba las calles de una ciudad buscando sus objetivos, teniendo como principal "añadido" el tener que acudir nosotros a los puntos calientes y acometer las misiones. A pesar de esa extraña (por aquel entonces) forma de avanzar , nadie dudaba de que HeadHunter era una aventura de acción, ya que la ciudad, por mucha ciudad que fuese, sólo era un nexo de unión entre entre las distintas misiones, y no se confundía este desarrollo con el de un GTA, y es que los GTA ya estaban a la venta por aquel entonces, al menos los más clásicos; todos supimos (o la mayoría) ver la diferencia.

Pero quizás HeadHunter sea un juego con demasiados años para poder usarlo como ejemplo. Busquemos un caso más reciente, y es ahí donde nos encontramos al gran "Travis Touchdown" y su no menos grande "No More Heroes". No More Heroes también posee una ciudad, Santa Destroy, por la que buscar los puntos de interés, e incluso teníamos la posibilidad de hacer otras cosas distintas a lo oficialmente establecido, pero aún así, todos lo tuvimos claro: lo importante de aquel título era disfrutar de su casi esperpéntico desarrollo; una bizarrada de una calidad supina donde la ciudad, realmente, era lo de menos. De hecho, en su segunda parte, los viajes en moto Santa Destroy se han eliminado de forma tajante, demostrando que la esencia de la saga era la personalidad de su personaje principal y no esa falsa sensación de libertad. Nadie confundió No More Heroes con un GTA a pesar de los "parecidos razonables", ni siquiera se nos pasó por la cabeza. Al igual que con HeadHunter, supimos diferenciar.


Pero con Mafia 2 eso no ha ocurrido, y gran parte de la prensa videojueguil ha confundido churras con merinas, partiendo de una base gravemente errónea: atribuir defectos a un juego que no pertenece al género inicialmente establecido por ellos. Gravísimo amigos míos, y no tenéis más que leer gran parte de los análisis de Mafia 2 para llegar a la misma conclusión, ya sea análisis de webs o incluso de prensa escrita. Por eso os digo, y espero que os quede claro: valorad a Mafia 2 por lo que es, y no por lo que creías que era. Sólo así podréis disfrutar de un juego cuya esencia ha sido cruelmente mancillada y maltratada, y todo porque estamos obcecados con un género, el de los sandbox, que nos ha nublado por completo el juicio, haciéndonos ver cosas que, realmente, no existen. Diferenciaros de la gran masa y repetid conmigo: Mafia 2 no es un sandbox.
 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Si esto es morbo que venga dios y lo vea...
Sinceramente, lo que si sería morbo es dejar de etiquetar a los juegos una y otra vez y disfrutar de tal como son. Que estamos haciendo del análisis del videojuego una ciencia exagerada. Me gustaban los viejos tiempos en que se definía un juego con dos características: Estrategia por turnos. Simulación deportiva. Acción en 3º Persona.
Ahora para definir el Mafia hay que decir, Acción en contexto histórico de la ley seca, realista, en tercera persona, que puede ser sandbox o no, con juego de conducción, y ciertos tientes de Rol...
Un coñazo...

Bonoman dijo...

Mafia 2 no toca el tema de la ley seca en ningún momento, de hecho, está ambientado después de que ésta desapareciese como tal.

Salvo ese detalle, estoy de acuerdo contigo, y creo que lo he dejado ver en mi artículo. Ahora bien, puestos a etiquetar juegos y géneros, lo mínimo es que lo hagan bien.

Anthorion dijo...

Tienes, razón, no lo he jugado, y se nota, fallo mío, era por poner un ejemplo dada la exageración.
No solo que lo hagan bien, si no que además dejen de hacerlo de una manera tan cansina.

Ukos dijo...

Te doy la razón Bonoman.

Mafia 2 es un juego de conducción con toques de acción. Para nada es un sandbox.

Esto que puede parecer en tono cómico, en parte lo es, pero Mafia 2 a mí me ha decepcionado por no acercarse ni de lejos al original, sólo lo supera (bajo mi punto de vista) en el aspecto técnico (ocho años se notan y mucho) y en los momentos de acción (pero estos son realmente cortos en relación a la duración del juego).

En los momentos de acción me refiero a que está todo mucho mejor llevado técnicamente. Incluso la mayor parte de misiones del primero me parecen más originales y divertidas que las de este (que "homenajea" al primero en varias... lo que me cabrea aún más).

Menos mal que lo alquilé y no pagué los 70€ de rigor.

Jorge Fernández dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Bonoman.
Mafia 2 no es un sandbox, y muchas veces lo he comparado con GTA de manera (probablemente erronea).
Sin embargo eso hace que venga a mi cabeza la incertidumbre de la verdadera razón por la que siempre preferí Mafia a GTA, y ahora lo veo claro.
Mientras GTA me ofrece un sistema en el que puedo hacer lo que quiera (dentro de lo que me permiten hacer), y elegir el orden que desee para avanzar, Mafia me aporta una historia intensa en la que si lo deseo puedo aprovecharme del factor exploración, y de algunas ventajas (pocas) que me da el hecho de tener un escenario tan grande.
Con todo me quedo con la fórmula de Mafia: otorgarte un escenario grande y detallado con el fin de contarte una mejor historia, en lugar de lo que ocurre con GTA, que con cada entrega me confirma cada vez más, que la historia no es tan importante y hay que "vivir el momento".

Quizá no quieran dar esa sensación, pero lo consiguen. Para mí un GTA nunca ha destacado en historia.

Ahora comprendo por qué siempre me gustó más Mafia.

Vitote dijo...

Estoy con Bono, RDR sí es un sandbox, Mafia 2 no. Pero eso no le hace peor juego ojo, simplemente es un detalle más.

A cuidarse

Publicar un comentario