Move: un homenaje a la altura



Evidentemente todo este revuelo de controles con sensores de movimiento e incluso "freehand" no serían posibles si Nintendo no hubiera hecho su apuesta por ellos en 2006, duramente criticados por la competencia cuando vieron la luz y hoy en día seguidos casi como un dogma, el camino a seguir. Y es que el filón abierto por la compañía de Kyoto es muy jugoso, demasiado mercado, demasiado dinero para una sola compañía. Con Playstation Move Sony inicia su segundo intento con estos mandos con sensores de movimiento, después de un fallido Sixaxis, parece que esta vez ha dado con la tecla correcta, Move es a grandes rasgos una evolución del Wiimote, pero además es una buena evolución. Una de las mayores diferencias es que usa como receptor una cámara en vez de la barra de leds de Wii, situándonos en un espacio en tres dimensiones, en vez de hacerlo mediante acelerómetros y giroscopios, esto provoca que para Move necesitemos al menos medio metro más de distancia para que se reconozcan correctamente los movimientos, a la hora de jugar las sensaciones son muy parecidas.

El primer contacto es bastante bueno, buena ergonomía y buenos materiales, lo que más llama la atención es que es muy grande, algo más grande que un wiimote (sin WM+), pero también más ligero, más que nada por el uso de batería al igual que el Dual Shock 3. Pero sobre todo llama la atención esa bola de goma en el puntero, en mi caso una bola de goma rosa que ilumina parte de la habitación. Otro buen punto es la distribución de los botones, al menos de los botones principales, el botón “move” en el centro, y alrededor de este los clásicos botones de los controles de Sony, más abajo el “home” y por detrás un gatillo con una ergonomía perfecta. Los únicos botones que no me acaban de convencer son “Select” y “Start“, situados a ambos lados del mando, tienen un acceso discutible y tampoco se distinguen demasiado al tacto, un poco más de volumen no les habría venido nada mal.

La cámara de vídeo como antes comentaba es otra de las novedades, matizo, es otra de las novedades en cuestiones de mandos con sensores, en realidad es la EyeToy de Sony de siempre, una cámara con una calidad cuestionable en cuanto a capacidades ténicas y opciones de ajuste, apenas podremos cambiarle un poco el ángulo, pero totalmente funcional. Con ella viene de serie uno de los problemas del controlador, cada vez que iniciemos una partida hay que calibrar el mando, colocarnos dentro del enfoque y mover Move a tres posiciones, sobre el hombro, a la altura de la cadera y en la cintura, una vez hecho esto se comenzaría a jugar. La sensación cuando estamos jugando es bastante natural, el mando responde perfectamente a nuestros movimientos, no solo eso responde perfectamente también a nuestra posición, en el caso del tenis de mesa veremos como el personaje en pantalla moverá la muñeca tal cual nosotros lo hacemos delante de la cámara, todo ello sin el lag que hemos visto en varias presentaciones, sensible, rápido y fluido son tres palabras que lo definen correctamente.

El futuro en cuanto a juegos es bastante prometedor, Resident Evil Gold Edition, Killzone 3, Heavy Rain, y un largo etc serán compatibles con el periférico. Juegos para jugadores más experimentados, algo que creo que nos alegra especialmente, no todo en Move serán minijuegos familiares, pero lamentablemente ninguno de ellos estará disponible en su lanzamiento. Para la ocasión han decidido lanzarlo con party games, juegos deportivos y otras rarezas como Kung Fu Rider. Nosotros hemos decido estrenarlo con Sports Champions, un juego en el que vienen incluidos seis “deportes” tenis de mesa, vóley playa, petanca, tiro con arco, lucha de gladiadores y disco golf, bastante completos y con una buena curva de aprendizaje para adaptarnos y dominar el nuevo mando.

No hay mucho más que decir, Move funciona y funciona bien, ahora solo hay que esperar a que lo podamos aprovechar con juegos más interesantes.









Plataforma: PS3

2 comentarios:

Víctor Fernández (Gen.Harris) dijo...

Cuando fuimos a probarlo con la gente de Sony y Sony me pareció bastante bueno. Es un control que si bien es algo coñazo a la hora de configurar y calibrar, es fantástico en cuanto a precisión. A ver qué tal funciona con los juegos prometidos...

Jorge Fernández dijo...

Lo tengo en casa, pero con tanto curro todavía no he tenido la oportunidad de probarlo.
La verdad es que teniendo en cuenta la opinión general, parece que Move es un mando bastante eficiente y que realmente transporta nuestro movimiento al videojuego.
Se pueden hacer cosas muy interesantes con él, pero a mí me tiene pinta de que la cosa terminará como en Wii. Veremos en qué queda.

Publicar un comentario