Análisis Back To The Future: The Game (Episodio 1: It's About Time!)


No es fácil encontrar a alguien que no haya oído hablar nunca de Back To The Future (o Regreso al Futuro, nombre que usaremos a partir de ahora). Esta película, estrenada en verano de 1985, supuso un éxito abrumador, que sus creadores, Robert Zemekis y Bob Gale, no habrían imaginado ni en sueños.  La película se ha convertido en objeto de culto y es un verdadero icono de la década de los 80. Con la aparición de sus dos secuelas: Regreso Al Futuro II (1989) y Regreso Al Futuro III (1990), se conformó una trilogía considerada por algunos como una de las mejores de la historia del cine. La repercusión de las películas es tal que son redescubiertas constantemente por un nuevo público (como el que aquí suscribe, nacido en 1994, es decir, casi una década después del estreno de la primera película).

A pesar de esto, todos los intentos de adaptar las películas al mundo del videojuego en aquella época habían resultado un sonoro fracaso. Los juegos aparecidos en la generación de los 8 bits adaptando Regreso Al Futuro y posteriormente Regreso Al Futuro II y III (en un solo juego) tenían poco o nada que ver con las películas. Los juegos aparecidos en la generación posterior, a pesar de ser algo más fieles a las películas seguían siendo mediocres. El mejor juego hasta ahora era Super Back To The Future II, para Super Nintendo, aparecido en 1993 en Japón. Desgraciadamente, nunca salió en América o Europa (cosa inexplicable siendo unas películas americanas).


Super Back To The Future II, único juego notable basado en la saga, que nunca salió de Japón.

Toda esperanza de ver algún día un buen juego de la saga parecía perdida, hasta que en la edición de 2010 del E3, Telltale Games, desarolladora que se había ganado un nombre rescatando del olvido antiguas sagas de Lucasarts como Monkey Island o Sam And Max anunció que Universal le había cedido el derecho de la adaptación videojueguil de dos de sus sagas: Jurassic Park y Regreso Al Futuro.

La opinión estaba dividida: Telltale es una desarolladora querida por muchos usuarios pero odiada por otra gran parte de la comunidad, a causa de sus juegos divididos por episodios y otras razones. Por eso, mientras una parte de los amantes de la saga se regocijaba de la noticia, otros temían lo peor. Desde el 22 de diciembre  se puede comprar el juego a un precio de 19 euros (lo que nos dará acceso a todos los episodios cuando estén disponibles) y jugar al primero de los episodios: It’s About Time. Nos centraremos en este primer episodio en este análisis.

La historia nos sitúa después de la tercera parte de la saga: Doc lleva desaparecido varios meses y ha dejado varias deudas tras de sí, razón por la que el banco decide poner en venta todas sus posesiones. Como Marty intentamos impedirlo, sin éxito. Entonces es cuando aparece el famoso Delorean (tranquilos, se explica de donde sale habiendo sido destruido al final de la tercera parte), en el que no hay rastro de Doc, que nos hace saber a través de un mensaje que está en problemas y debemos ir a rescatarle. Esta vez nos tocará visitar 1931, en plena época de la Ley Seca.

Visitaremos Hill Valey en plena época de la Ley Seca.
Estamos ante un guión de lujo, totalmente fiel a la saga y que casi se encuentra a la altura del de las películas. El humor y los diálogos característicos de la saga están presentes, sin olvidar las clásicas situaciones recurrentes, que parecen repetirse en cada época que vistan Marty y Doc. Tenemos la oportunidad de aprender más sobre las tres familias centrales de la saga: Los Tannen, los McFly y los Brown. Y es que las circunstancias nos llevarán a conocer a Doc cuando tenía 17 años. Este resulta sin duda alguna el mejor de los nuevos personajes introducidos (que sin ser horribles no son nada del otro mundo). En definitiva, la dirección que coge el argumento en este primer episodio promete mucho y parece que no decepcionará a los fans. Se nota un gran respeto a la saga por parte de Telltale y la colaboración de Bob Gale (uno de los dos autores del guión original) a la hora elaborar el argumento.

Pasemos ahora a la jugabilidad. Estamos ante una aventura grafica tradicional en 3D. Para movernos por el escenario se usa el mismo sistema que en Tales Of Monkey Island: dejando pulsado el botón izquierdo del ratón y arrastrando o con las teclas direccionales. Es un sistema que puede resultar un poco extraño al principio pero al que nos acostumbramos rápidamente y acaba resultando de lo más cómodo. 

El sistema conversacional es el típico en cualquier Aventura Gráfica.
Sin embargo, este es sin duda alguna el aspecto más negativo del juego. Y es que, probablemente con la intención de adaptar el juego a un público más amplio que el habitual en las aventuras desarrolladas por Telltale, la jugabilidad se ha simplificado mucho. El inventario resulta muy simple, y no cuenta con la posibilidad de combinar objetos que vimos en Tales Of Monkey Island. Además, los puzles, a pesar de mostrar un humor muy fiel al de las películas, resultan muy simples. Por si esto fuera poco, se ha añadido un sistema de pistas similar al visto en la saga Profesor Layton, en el que la última pista prácticamente nos da la solución del puzle.

Todo esto puede provocar un rechazo por parte de cualquier jugador habitual del genero, que no encontrará el reto que busca. Aún así puede resultar entendible, al ser un juego dirigido a un público mucho más amplio del habitual y que puede no ser  experimentado en Aventuras Gráficas. Pero eso no quita que sea incomprensible que no se nos dé la opción de desactivar completamente cualquier ayuda (aunque se puede bajar el nivel de pistas, no se puede quitar por completo).

Tendremos la oportunidad de conocer a Doc de joven.
En cuanto al apartado gráfico, como es habitual en los juegos de Telltale, no estamos ante un espectáculo gráfico.  A causa de esto se ha adoptado un estilo cartoon que puede no gustar a todos, pero resulta una buena elección que no desentona en absoluto. A pesar de poder desagradar a algunos usuarios, la simpleza del apartado gráfico permite que casi cualquier jugador pueda disfrutar del juego tenga el PC que tenga. 

Lo más negativo de este apartado son las expresiones faciales: pocas y mal conseguidas. En algunos momentos puede llegar a molestar la poca expresividad de algunos de los personajes. No hay ningún bug o ralentización importante que destacar. El diseño es uno de los mejores apartados del juego, cosa que destaca sobre todo en la plaza de Hill Valley, verdadero elemento central de la saga, cuyo aspecto en los años 30 resulta muy creíble y fiel a la evolución que se podía observar en las películas de la trilogía.

El apartado gráfico no desentona, aunque falla en las animaciones faciales.
Hablemos ahora del apartado sonoro. La mejor palabra para describirlo sería magistral. Encontramos todas las melodías clásicas de la saga, que además se presentan de la misma manera que lo hacían en cada una de las películas (por ejemplo cuando se nos muestra la fecha al principio de cada partida,  con el mismo tema que cuando ocurría esto en las películas). 

El doblaje tiene también un gran nivel: Es un verdadero placer volver a encontrar a Christopher Lloyd doblando a Doc Brown, y a pesar de no haber contado con Michael J. Fox para doblar a Marty, su doblador resulta una elección verdaderamente acertada, ya que salvo en algunos momentos, cuesta diferenciar su voz con la de Marty en la trilogía original. Desgraciadamente, una vez más un juego de Telltale nos llega sin doblaje ni traducción al Castellano. Un aspecto muy negativo que podría alejar a muchos a la hora de hacerse con el juego.

-Lo que más nos ha gustado:

*El gran argumento, que apunta a ser digno de la cuarta película de la saga.
*El respeto y amor a la saga que desprende el juego.
*El gran doblaje, muy fiel a las películas.
*El diseño y el humor dignos de Regreso Al Futuro.

-Lo que menos nos ha gustado:

*La simplificación de la jugabilidad.
*La poca expresividad de los personajes.
*Una vez más nos llega sin traducir al Castellano.

Podemos concluir entonces que este primer episodio promete mucho, y que parece que estamos por fin ante el juego que los amantes de la trilogía Regreso al Futuro esperaban. Si eres uno de ellos no lo dudes: este juego está hecho para ti y lo vas a disfrutar como un niño. Además, considerando que este episodio dura unas 3 horas, estamos ante un juego que cuesta 19 euros para unas 15 horas de juego, lo que resulta un precio muy ajustado. Sin embargo, como aventura grafica no consigue destacar por culpa de una simplificación excesiva y los fans del genero preferirán otras opciones como Tales of Monkey Island.

4 comentarios:

DaDy-kun dijo...

Buenas! Muy interesante Venenofan, una preguntita...

Yo soy incapaz de jugar a una aventura gráfica "de toda la vida"(estilo Monkey Island, Grim Fandango, etc...) porque me quedo atascado enseguida y no tengo paciencia, me desespero, me aburro y acabo tirando los disquets contra la pared (bueno, eso era antaño...) ^^'

Crees que este cambio de jugabilidad que tanto odiarán los "puretas" del género a mí me podría gustar?

Dylan Vega (Venenofan) dijo...

Mientras el inglés no te suponga un problema, las pistas que dan llegan a ser tan evidentes que es casi imposible quedarse atascado.

DaDy-kun dijo...

El inglés no es problema, cuando baje de precio en Steam le daré una oportunidad pues :)

Anónimo dijo...

ya esta la traducción la castellano

Publicar un comentario