Mi SOTY 2011: Minecraft


Mi primer artículo oficial como redactor en el Blog de El Complejo Lambda y se trata de defender el que será mi SOTY, que también resulta ser el primero de todos los artículos de esta misma temática que serán publicados en el blog durante la Semana del SOTY. ¿Presión? ¿Qué es eso?

Bueno, dejemos de lado distracciones sin importancia, armémonos con nuestro fiel pico y comencemos a minar con: Minecraft.

Minecraft aterrizó en mis manos en sus últimas etapas como juego en versión Alfa, hace un año aproximadamente, lo emprendí con cautela pues ya conocía el juego y lo que ofrecía anteriormente aunque no pensaba que acabara calando, pero hice caso a las recomendaciones y acabé por adquirirlo. Y poco más tarde supe que esa sería una de las decisiones de las que no me arrepentiría en mi vida. No sólo por mis futuras experiencias con el juego en sí, sino también porque fue uno de los primeros juegos indie que adquirí y sentó un precedente que evolucionó hasta el punto en el que hoy en día gasto tanto dinero en juegos indie como de grandes compañías, o incluso más.

Y... ¿por qué tantos millones de jugadores, yo incluido, hemos caído bajo el embrujo de esta poligonal obra videojueguil? Pues, bajo mi punto de vista, porque Minecraft no es realmente un videojuego, al menos no uno dentro de lo que entendemos actualmente que son los videojuegos; Minecraft es una herramienta. Porque una vez lo analizas detenidamente, tiene pocas cosas en común con el resto del mercado. Puede que el hecho de manejar un avatar y la existencia de enemigos lo relacionen con el mundo videojueguil, pero si miramos más allá de eso nos encontramos con que Minecraft es el equivalente virtual de un folio en blanco y un lápiz: no tiene objetivo alguno más allá que el de probar los puros límites de nuestra imaginación, estimula nuestra creatividad devolviéndonos a esa alegre niñez en la que pasábamos tardes enteras rebuscando para dar con esa dichosa pieza que siempre se nos escapaba y que culminaría nuestra nueva creación de Lego. Minecraft te reta enseñándote las creaciones de otros jugadores para que tú los superes construyendo otra obra de mayor complejidad, belleza o de un apabullante tamaño. En resumen, la falta de objetivo y su capacidad para permitir al jugador crear cualquier cosa que le pase por la cabeza es lo que ha despertado la creatividad de tanta gente por la que se ha reconocido a Minecraft como el verdadero fenómeno que es hoy en día.

A pocos se les ocurriría pensar en un juego de Trivial en el que fallar una pregunta
supone una muerte casi segura, pero gracias a Minecraft es posible

Pero poniendo a un lado mi consideración del "juego" como una herramienta, ahora tocará tratarlo bajo los estándares videojueguiles, los cuales categorizarían a Minecraft como un Sandbox. Y realmente esta categorización no podría estar más en lo cierto, ya que lo considero como el Sandbox definitivo. Todo Sandbox parte del simple concepto de que el jugador maneja un avatar situado en un mundo virtual en el que puede interactuar libremente con diferentes elementos. Teniendo este concepto en mente, fácilmente podemos visualizar por qué Minecraft destaca tan notoriamente dentro del género: no sólo permite al jugador total libertad para hacer lo que quiera EN el mundo, si no que el jugador de Minecraft puede hacer lo que quiera CON el mundo.

Desde el simple, pero aun así importante, detalle de poder generar un mundo completamente nuevo y único si el que generaste anteriormente no te convence, a la posibilidad de moldear, cambiar y mutar cada pequeño aspecto del mismo. Minecraft ofrece al jugador la posibilidad de manipular el terreno como se le antoje así como de crear magníficas e imposibles edificaciones, desde el simple trabajo de allanar una colina para poder colocar un huerto hasta crear un archipiélago de islas flotantes con tus propias manos; desde construir una minúscula cabaña en las que pasar asustado las noches mientras los monstruos acechan en el exterior, hasta crear una ciudadela entera, muralla incluida, con un magnífico castillo coronando una colina bajo la cual se encuentran una serie de mazmorras repletas de trampas y complejos mecanismos que ni hasta al más demente de los genios malignos se le habría podido idear. En definitiva, Minecraft permite al jugador “soltarse la melena” creativamente hablando y dar forma a cualquier imagen o idea que se le pueda pasar por la cabeza, con la única limitación de disponer del tiempo que conllevará su creación.

No os dejéis engañar por su inocente mirada, esa estatua de un alegre
creeper es en realidad una trampa mortal

En cuanto a cómo funcionan los pequeños elfos de dentro del juego que permiten que nuestras construcciones cobren vida lo principal a mencionar es el hecho de que el juego está programado en Java, lo cual conlleva una agridulce consecuencia: cómo todos sabemos Java es un lenguaje completamente multiplataforma por lo que los usuarios tanto de Linux, Mac o Windows serán capaces de jugarlo (también cabe mencionar que el título verá la luz en el venidero 2012 en la consola de Microsoft pero se desconoce si los jugadores de PC y consola podrán jugar juntos); pero el estar programado en Java también conlleva una optimización que, diciéndolo suavemente, podríamos categorizar de nula. Los gráficos por defecto son simples texturas de baja resolución que aunque en un principio puedan resultar desagradables a la vista, cumplen la función de diferenciar perfectamente los bloques entre sí, a diferencia de otros juegos similares cómo Terraria. Y si eres tan quisquilloso que no puedes soportar los gráficos por defecto, la comunidad ha creado a lo largo de la vida de este título una gran cantidad de packs de texturas que van desde los ultra-realistas a los de un estilo más cartoon, pasando por packs que imitan el estilo gráfico de otros títulos establecidos como pueden ser Sonic, Portal o Wind Waker; y también presentan diferentes resoluciones que llegan a oscilar desde los más de mil pixeles por bloque a texturas más… minimalistas de un único píxel por bloque.

Si por alguna razón todavía no habéis probado Minecraft se puede acceder gratuitamente a la versión Classic desde la página web del juego, que aunque sólo refleja el estado actual del juego ligeramente os puede servir para decidir si adquirirlo o no. Si por el contrario eres lo opuesto al caso anterior, seguramente ya tendrás Minecraft dentro de tu librería (digital) de juegos y ya hayas creado por lo menos una edificación faraónica así que no te diré que te lo compres porque ya es demasiado tarde. Pero sí que te diré una cosa: juégalo con amigos (si no lo haces ya, claro). Recomiendo tan encarecidamente jugarlo con amigos ya que pocas cosas inspiran más camaradería que el embarcarte en un gran proyecto junto común y verlo tomar forma bloque a bloque ya que la sensación de orgullo obtenida cuando alguien visita una de tus construcciones y te muestra su admiración hacia tu trabajo no tiene parangón. Eso sí, conoce bien a tus compañeros y, si es posible, controla su acceso a la dinamita o podrían pasar cosas como esta. Ah, y aunque tengas total libertad de hacer lo que quieras, puede que la construcción de un pene gigante relleno de lava sea uno de esos proyectos que deberías de consultar con tus compañeros antes de emprenderlo.

Cuando no estás intentando evitar que tus amigos construyan inmensos
falos es posible llegar a construir verdaderas bellezas

Por último, si cabe, acabaré recomendando a todos los que hayan decidido probar este juego e incluso a alguno de los que ya lo jueguen pero sea un poco despistadillo a que visiten los foros oficiales de Minecraft donde hay una sección entera para los Mods creados por los usuarios que ofrecen desde ligeras funcionalidades para hacer que tu vida de albañil virtual sea un poco más fácil a grandes proyectos que añaden un gran número de nuevos objetos y mecánicas que, en muchos de los casos, hacen que el juego parezca algo completamente nuevo. En definitiva y parafraseando ligeramente a cierto personaje de ficción: ¡Jugadlo insensatos!

5 comentarios:

DeathPhoenyx dijo...

Por si a alguien le interesa, las tres fotos del artículo que retratan construcciones minecraftianas fueron tomadas en el servidor de Enchantment! de Minecraft, y ese gran autista y Minecrafter de pro conocido como Fiva ha sido su perpetrador, aunque en la catedral no estuvo sólo

Mime dijo...

Brutal XDDD

Solo tengo una cosa que decir.

¡Chetooooos! ¡Chetos todos!

Ezequiel dijo...

Gran articulo Death, totalmente de acuerdo. Tantas horas le hemos echado a este juego, perfectamente para mi el juego al que más.

Por cierto, lo del audio de la noche del pene se avisa, con el ridículo q hice ese día, me da un pelín de vergüenza, XD XD XD

Rolandir dijo...

Genial artículo y juego. De lo mejor de los últimos años sin duda alguna.
Porque yo estuve el día en que se forjó la leyenda de Tonio...lo más grande que he vivido en décadas...xD

JUANSUPEIN dijo...

Al final me van a entrar ganas de echarle horas al Minecraft... Buen artículo, ¡SOLD!

Publicar un comentario