Análisis 'Dragon Age: Origins'


Han pasado meses desde el lanzamiento de este juego y su análisis en el programa. Sin embargo se trata de un título que nos ha gustado tanto, que creímos que debía estar entre los análisis de este blog. Y es que Dragon Age: Origins es uno de esos juegos que con el tiempo serán recordados. ¿Queréis saber por qué? Pulsad "Leer más".

Historia

Hablar de la historia de Dragon Age sin hacer spoilers es algo complicado, además el principio es diferente dependiendo de la raza y clase de personaje que escojas. Así que, más bien, voy a comentaros un poco del contexto en el que nos encontramos.

La historia comienza en el mundo de Thedas, concretamente en las tierras de Ferelden, donde el ejército de los engendros tenebrosos, liderados por el archidemonio, planea acabar con el mundo tal y como se conoce. Este tipo de ataques se fueron sucediendo a lo largo de la historia y reciben el nombre de Ruina.
De un modo u otro, nuestro personaje entrará en esta guerra y jugará un papel muy importante en su desenlace. (Hasta aquí puedo contar)


Se trata de una historia muy trabajada, con momentos muy épicos y algunos de ellos con una gran carga dramática.
Los orígenes de nuestro personaje tendrán una gran importancia. Dependiendo de la raza y clase que escojamos, el origen será diferente. De este modo, el juego empezará con diferentes situaciones jugables, y que de algún modo, tienen relevancia en nuestro papel en la historia (hay hasta 6 orígenes diferentes).
Este es quizá uno de los mayores aciertos del juego, porque le da una especial relevancia a este aspecto; algo que no estamos acostumbrados a ver en un juego de rol, y que hace la historia mucho más verosímil, además de que le da mucha rejugabilidad.

La ambientación del juego es sublime. Está cuidado hasta el último detalle; detalles referentes a costumbres del pueblo y temas similares, están reflejados en este juego, y el transfondo es amplísimo. A lo largo de la aventura, nos vamos encontrando códices que nos hablan de la historia del mundo de Thedas, sus mitos, sus canciones populares y sus criaturas. Se nota que ha sido un largo trabajo de documentación y la verdad es que el resultado es muy bueno. Tengamos en cuenta, que a diferencia de otros juegos de Bioware, como Baldur’s Gate o Neverwinter Nights, Dragon Age no está ambientado en el universo de Reinos Olvidados de Dungeons & Dragons, sino que se trata de un universo nuevo, inventado para este juego.


En cuanto a los diálogos, lo que sí es cierto es que algunos de ellos cambian dependiendo del origen de nuestro personaje.

Jugabilidad

A nivel jugable podría decirse que Dragon Age es una evolución de Baldur’s Gate. Para este juego, Bioware se inspira en el mismo sistema de combate y diálogo, pero el sistema de habilidades va a ser muy diferente.
Este es quizá uno de los puntos más criticados del juego, para bien y para mal, y es que se trata de un sistema algo más simple que el de Dungeons & Dragons. La cantidad de habilidades es bastante inferior, y por decirlo de alguna manera, el modo de subir a nuestro personaje estará más marcado, es decir, es mucho más fácil no perderse a la hora de subir nuestras habilidades.
El problema de esto es que no podemos hacer personajes multiclase.
El punto a favor de este sistema es que si es tu primer juego de rol, no te va a resultar demasiado complicado, y le cogerás la mecánica muy pronto. Es un punto a pulir, pero que ayuda bastante a los nuevos juegadores.

 

Terminando con este tema de las clases, deciros que hay el equivalente a clases de prestigio en Dragones y Mazmorras, que iremos desbloqueando a lo largo de la aventura. Muchas de ellas las conseguiremos cuando tengamos suficiente confianza con nuestros compañeros de aventura, que son los que nos la enseñarán; y otras se consiguen comprando libros en tiendas.

En cuanto a la creación de personaje, las clases iniciales a elegir serán guerrero, mago y pícaro. Deciros que el editor de personajes es muy completo, y está perfectamente a la altura de juegos como Mass Effect.

A diferencia que la mayor parte de juegos de rol de Bioware, el sistema de combate es en tiempo real; dándonos la oportunidad de pausar la partida para decidir nuestro siguiente movimiento. Al final acaba siendo una mecánica más o menos parecida a la que nos tienen acostumbrados.
Y es esta función de pausar el combate una de las cosas que más utilizaremos a lo largo del juego, porque el nivel de dificultad es muy competitivo.
Yo lo he jugado en nivel normal, y he perdido muchos combates, y no contra enemigos finales, sino contra escoria de la que te encuentras por ahí.
El factor estratégico es muy importante en este juego, y también lo es la elección de un equipo de personajes equilibrado. Hay combates en los que he tenido que hacer una decena de intentos para poder superarlos. Además hay enemigos finales que requieren de cierta estrategia para poder derrotarlos.


Otro punto, a mejorar, es el control. Es muy similar al de Neverwinter Nights, y al principio cuesta un poco hacerse con él si no estás acostumbrado. El juego nos permite escoger varias cámaras y cambiarlas en el momento que lo deseemos, pero el problema es que ninguna de ellas abarca todo lo que necesitamos ver, así que tendremos que ir cambiando en función de nuestras necesidades.

Por último, y ya cerrando este apartado de jugabilidad, es necesario tratar el que para mí es el punto fuerte del juego: el factor social.
Durante la aventura iremos conociendo a varios personajes que se unirán a nosotros. Todos ellos tienen su propia personalidad y orígenes, y deciros que en este aspecto Bioware ha hecho un gran trabajo, porque realmente te lo llegas a creer. Son personajes muy humanos, y cada uno tiene sus propios valores.


Es aquí donde entran en escena los diálogos. Como en todo buen juego de rol (occidental) que se precie, tendremos muchas respuestas a escoger cuando entablemos una conversación. Dependiendo de cómo tratemos a nuestros compañeros, nos verán de una manera u otra, hasta el punto de que con algunos de ellos podremos mantener una relación amorosa. El tema está en que muchos de ellos se llevarán mal entre si, y en ocasiones tendremos que tomar decisiones muy duras, que beneficiarán a algunos y perjudicarán a otros.
Es este factor el que diferencia a Dragon Age del resto de juegos de rol. Todo lo que hagamos va a repercutir en la forma en que nos vean, tanto nuestros compañeros como el resto del mundo, y habrá diferentes finales en función de nuestro comportamiento. Pero lo más importante de todo es la complejidad moral que tienen muchas de nuestras decisiones. Nos costará mucho elegir, y en muchas situaciones, aunque pensemos que estamos haciendo lo correcto, no podremos evitar sentir algo de culpa por no haber escogido otra opción.

Me atrevería a decir que se trata del juego de rol donde más importan nuestras decisiones de todos los que he jugado.

Gráficos

Gráficamente es un juego algo atrasado aunque vistoso. El motor gráfico es bastante mejorable y tiene algún que otro problema, sobre todo de cliping. De todos modos, no hay mal que por bien no venga, y es que si juegas la versión de PC, probablemente no tengas problemas para moverlo.
Este apartado gráfico se ve muy beneficiado por la calidad del diseño y la ambientación del juego. Artísticamente es un juego sobresaliente, con variedad de entornos y cuidado al detalle.



Sonido

A nivel sonoro la cosa cambia, no exagero cuando digo que podría tratarse de mejor banda sonora del 2009. Los temas son muy inmersitos y variados. Realmente no te cansas de esta banda sonora, algo muy importante, teniendo en cuenta que la duración del juego es de 45 horas mínimo (a mí me ha llevado 70 aproximadamente).
El resto de sonidos, no se quedan atrás, y muestran una gran calidad, sobre todo en los pequeños detalles, como por ejemplo los templarios, que al llevar casco, cuando hablan se oye distorsionado por el eco.

El doblaje está en inglés, pero la calidad es muy buena. Las voces pegan perfectamente con la personalidad de los personajes. Destacar sobre todo la de Alistair y Morrigan. Quizá lo más destacable es que todos los personajes del juego están doblados; hasta la gente que te encuentras en los pueblos. En este juego participaron 144 actores de doblaje, y realmente es que es algo que se nota, porque pocas veces se repite la misma voz.


El punto negativo es que los subtitulos, en lugar de ir abajo, como estamos acostumbrados, van arriba. Algo que no se puede cambiar en opciones, y que te tocará la moral hasta que te acostumbres.

Conclusiones

Parece que Bioware es sinónimo de calidad, y Dragon Age: Origins lo demuestra. Es sin duda uno de los mejores juegos del 2009, sino el mejor. Si te gusta el rol, ya estás tardando en probarlo; pero eso sí, te tiene que gustar el rol…
Si nunca has probado un juego de estas características, está bastante bien para empezar, por la simpleza del sistema de combate.
Si buscas una buena historia, un juego que te dure, que sea un reto en cuanto a dificultad, y un mundo lleno de historias que contar, Dragon Age: Origins es tu juego.


Lo que más nos ha gustado

-La historia
-Que nuestras decisiones realmente importan
-La caracterización de personajes
- La ambientación
-La dificultad, que a veces es jodidamente dura.
-La duración
-Un gran apartado sonoro

Lo que menos nos ha gustado
-Las versiones de consola no están a la altura de la versión PC (que ha sido la que hemos analizado)
-La ausencia de un multijugador, que creo que le daría muchísimo juego, sobre todo a la hora de jugar módulos hechos por los fans.
-El sistema de habilidades, que si eres un jugador experimentado, te resultará demasiado simple.
-La cámara, que a veces puede llegar a ser engorroso el tener que cambiarla todo el rato.
-(Como crítica personal) Los subtítulos, que no les costaba nada dejarte la opción de ponerlos abajo.




12 comentarios:

Oscar dijo...

A ver si me hago pronto con el, es una pena que no lo pueda importar por que no tenga español la versión UK, de tenerlo ya lo tendría en casa.

Eso sí, la versión de PS3 por los trofeos(me he vuelto una putilla de los trofeos, aunque no hasta el extremo) xD y en un futuro igual también la de PC.

Loktarius dijo...

Mira, el mío es importado, y se puede parchear con los parches de ClanDLAN.
Además, siendo la versión que sea, si lo registras en la web de EA te dejan bajártelo en español, y no tienes que usar el DVD para jugar.

Kenny dijo...

La verdad es que en PC mejora muchísimo... Además de ser más barato.
Buen análisis, me recuerda que aún tengo que terminármelo :D

Vitote dijo...

Necesito un PC nuevo ya, con Dragon´s Age pendiente y Supremme Commander 2 y C&C4 a la vuelta de la esquina...No puedo leer nada de DAO porque me entra el ansia viva XD

Buen análisis de un muy buen juego

DaDy dijo...

Para mí Dragon Age Origins es el GOTY de 2009, pero eso sí, en la versión de PC.

Si aún no os habéis hecho con este juego y queréis disfrutarlo al máximo, mi recomendación es que lo consigais para el PC.

BlueWolf dijo...

Para mí no sólo es uno de los mejores juegos en lo que va de generación, sino que además es una clara muestra de que Bioware sigue en plena forma. Un maldito SOLD, y eso después de haber jugado sólo a la versión de consola.

Nuevebits dijo...

Voy a comprarme un ordenador gordote para probar la versión de PC, que ya tengo curiosidad y todo

Loktarius dijo...

La versión de PC es la mejor con diferencia. Es como Neverwinter Nights en cuanto a control. Cambian algunas cosas, si cabe para que sea más fácil, y está bastante bien optimizado.
No es un juego ni un género pensado para ser jugado en consola, desde mi punto de vista.

Anónimo dijo...

DromedariO de www.nuevebits.com

Me gustaría saber cuantos de vosotros habeis finalizado el título... muchos seguro lo habreis empezado pero estará por terminar, ¿verdad? ¿Eso no es un defecto? Un juego que no te anima a terminarlo ¿Tan buen juego es?

Recientemente terminado por mi parte, deciros que lo más entretenido del juego al final ha sido la relación entre los personajes y la história en si. Con respecto a la ambientación... que quereis que os diga. Que una capital tenga 4 localizaciones y callejones identicos, a mi no me parece muy correcto la verdad. Si Orzhamar está 10 veces más currado!!!

Os aseguro que este no es el mayor exponente de Bioware, no me ha parecido un GOTY ni mucho menos, antes me quedo con el Demon's Souls, como mínimo, es rejugable.

Loktarius dijo...

Yo sí me lo he acabado y me ha entusiasmado hasta el final.
Es cuestión de gustos.
Tampoco es comparable a Demon's Souls, desde el momento en que son géneros totalmente diferentes.
Demon's Souls es un juego que tira más a la acción, Dragon Age es rol puro.
Es normal que lo más entretenido sea la relación con los personajes y la historia porque es un juego de rol, y rol es interpretar un personaje.
Los combates son estrategia en lugar de acción, así que es normal que no te gusten si buscas eso.
En cuanto a las localizaciones, Dragon Age no falla en ambientación, sino en diseño de escenarios. Lo mismo pasaba en Neverwinter Nights 2, y le viene pasando a Bioware en sus últimos juegos; si bien es cierto que el espacio es más que suficiente para interactuar con los NPCs, que viene siendo lo importante.

Para mí Dragon Age es GOTY por todos los factores que menciono en el análisis, sumados a que me parece que ha sido el juego que más ha aportado en experiencias este año.

Como comento, tiene que gustarte el género; no a todo el mundo le va a gustar. A mí por ejemplo GTA 4, juego elogiado por muchos, no me ha animado a terminármelo habíendo jugado un 60% del juego para ver si la cosa mejoraba.

Es cuestión de gustos.

Anónimo dijo...

Lo he terminado tres veces y dejé una cuarta a medias que no llegué a terminar. También he jugado la extensión. Todo en Xbox.

Para mí hay un antes y un después con este videojuego. Me ha fascinado. Los personajes y la relación con ellos lo mejor. En la segunda partida me enamoré perdidamente de uno de ellos.

Lástima que no pueda borrarme la memoria para poder volver a jugar como si fuera la primera vez.

Anónimo dijo...

jum k juego tan malo las peleas son un mui malas y lo peor del juego son todos esos discursos mamones :(

Publicar un comentario