SOTY 2013: Metal Gear Rising


Hay que tener dos cosas bien claras cuando uno piensa en el estudio Platinum Games: No le toques las bolas a Hideki Kamiya por Twitter y los juegos de Platinum Games son la definición pura de diversión. Y diversión es lo que te va a dar mi SOTY de este año: Metal Gear Rising.

¿Que es lo que define a un Metal Gear? Escenas de video kilométricas, sigilo y un plantel de personajes “peculiar”. Elimina las dos primeras características, añade acción por un tubo y escenas “Over the top” made in Platinum Games y tienes Metal Gear Rising.

Metal Gear Rising nos pone en la piel del odiado por muchos, querido por pocos Raiden, 4 años después de los acontecimientos de MGS4 (Guste o no, MGR es canon en la cronología de la saga Metal Gear). Durante una misión de escolta de un embajador africano, Raiden y la escolta son atacados por el grupo Desperado, formado por soldados cyborg. Durante el ataque, el embajador es asesinado y Raiden es gravemente herido, lo que le lleva a convertirse en un cyborg y buscar venganza. Aunque la historia no esta mal para el estándar de los hack´n slash (O hack slack como diría nuestro querido Gaspar) no deja de ser una escusa para lo realmente importante en el juego: Ir viajando por el mundo cortando en miles de cachitos a todo lo que se cruce en nuestro camino.

Esto solo es el tutorial del juego.

Pero olvidémonos de la historia y pasemos a lo que realmente define un juego de Platinum Games: La jugabilidad.. Estamos ante un hack´n slash de jugabilidad frenética y muy vistosa con una gran curva de dificultad y aprendizaje. Pero sin duda alguna hay dos elementos que definen a este juego: Los parrys y el modo katana. Los parrys serán nuestra principal defensa y a la vez ataque del juego. Pulsar el botón de ataque junto a la dirección de donde viene el ataque nos permitirá defendernos. Si lo hacemos bien, bloquearemos el ataque, pero si ejecutamos el parry en el momento justo aturdiremos durante unos instantes al enemigo permitiéndonos dar rienda suelta del modo katana.
El modo katana es sin duda alguna el elemento que define Metal Gear Rising. Pulsando un botón, la acción se ralentizara y mediante el stick derecho podremos usar la katana para cortar cualquier cosa.¿Que hay una puerta cerrada con un candado? Pues cortamos el cerrojo. ¿Que hay un enemigo tras una columna? Pues cortamos la columna y al enemigo por la mitad, no hay problema. ¿Que quieres cortar a un enemigo en 100 trozos porque te aburres? Pues lo haces, el único limite es tu imaginación. Ademas, este modo katana te permite ejecutar la técnica especial Zandatsu, con la cual arrancaremos el núcleo del enemigo y recuperaremos nuestra vida y nuestra barra del modo katana. Este Zandatsu hará que a la larga veamos a los soldados comunes como simples botiquines con patas.

El modo katana en toda su gloria.

Por supuesto, no todo el juego se reducirá a cortar todo en trocitos cual charcutero, ya que como mandan las normas de los hack´n slash, el juego tiene su buena ración de jefes. Aquí es donde el juego saca todo su arsenal y pone delante del jugador unos jefes a cada cual mas espectacular. Cada uno de los combates contra los miembros del grupo Desperado cuenta con varias fases acompañadas de una brutal banda sonora la cual cambiara a un tema vocal al llegar al climax del combate. Mención especial al combate contra Monsoon y el jefe final, siendo ambos de los mejores jefes que ha parido esta generación.

Aunque el juego no termina de destacar en el apartado gráfico, consigue llegar a los 60 fps de forma constante, lo cual es muy de agradecer en este genero donde lo mas importante es tener una jugabilidad rápida y sin ningún parón. El apartado musical por otra parte es otro de los puntos fuertes del juego, con una gran cantidad de grandes temas y unos temas vocales que te guste o no se te quedaran grabados en la cabeza durante un largo tiempo.
Un enemigo cualquiera del MGR.

Resumiendo, Metal Gear Rising quizás no sea el mejor juego del mundo, pero en una industria en la que cada vez abundan mas las “experiencias narrativas” se agradece un juego con una jugabilidad directa. Por este y otros motivos, Metal Gear Rising es un juego que se ha ganado un rincón en mi corazón junto a otros grandes del genero como Bayonetta o DMC3 y el cual confió en que me seguirá dando horas de diversión con la inminente salida en PC.

4 comentarios:

RealNukem dijo...

Estoy jugando a Bayonetta y me está pareciendo tremendo. De Rising solo he jugado hasta la batalla con el Ray que pones en la imagen y me ha parecido epiléptico.

TonioMartinez dijo...

Bayonetta es simplemente el mejor Hack´n Slash de la historia, disfrutalo.

sergio domínguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sergio domínguez dijo...

Pues a mi me gusto mucho la historia y este juego a conseguid cambio la idea que tenia sobre Raiden .

Publicar un comentario